Nazareno Cruz y el lobo, la última película feliz de Leonardo Favio