Nombres que marcan a fuego

Difícil de creer, pero hay gente que se llama Cafiaspirina, Google, Generoso y Dólar
Alejandro Schang Viton
(0)
18 de agosto de 2012  

En el Diccionario etimológico del castellano usual, Leopoldo Lugones afirma que el término alcurnia viene del árabe alkóniat, que significa sobrenombre. Agrega que en árabe marroquí, kúnia significa, justamente, apellido. También menciona el término latino cúnae, de donde viene cuna, tomado por antonomasia cuando se dice "gente de cuna, de buena cuna". Lo cierto es que como refiere José Daniel Nasta en su libro ¿Cómo dijo que se llama? , el nombre es la marca que los padres les legan a sus hijos. "Es el primer pequeño, mediano o gran patrimonio que entregan como prueba irrefutable de amor, responsabilidad y compromiso con la vida." Sin embargo, Nasta afirma que 50 de cada 1000 personas desean y cambian el nombre a lo largo de su vida.

Nasta, coleccionista de nombres y apellidos no muy comunes, agrega en su libro: "El nombre puede cambiar a un individuo, afectar su personalidad, y hasta en determinado nivel, su destino". Nasta menciona entre sus hallazgos, el de Inri Araya, fundador de Inriville, Córdoba; Sesostris Olmedo, fundador del diario El Territorio, de Posadas, la paraguaya Brudulvudura Melgarejo, al uruguayo Rusvel Arroyo, al ecuatoriano Gandhi Burbano, al boliviano Marlon Ayoui, a los brasileños Cafiaspirina Da Silva, Lenín Andrade, Ben Hur Felipe Da Silva, Yetty Zeus Pepper y a la ecuatoriana Marilyn Monroe González. Entre los porteños, Generoso Mañana, Pura Parada, Esperanza Guita, Dólar Luna y Domingo Alegre.

Si se habla de nombres largos, Bartolomé Mitre recuerda que el del creador de la bandera es Manuel José Joaquín del Sagrado Corazón de Jesús Belgrano. Un poco más corto que el del célebre pintor Picasso: Pablo Diego José Francisco de Paula Crispín Crispiniano Juan Nepomuceno de la Santísima Trinidad Ruiz Picasso.

Algunos progenitores amantes de los videojuegos muestran la hilacha a la hora de anotar a sus hijos. Hay una tendencia a llamar a los hijos Mario, por Super Mario Bros; Dante, por Devil May Cry; Axel, por Axel Steel de Guitar Hero y Marcos, por Marcus Fenix, el héroe de Gears of War.

Qué se usa en el Norte

En Estados Unidos, este año parece ser que el nombre para bebe más exitoso es Blythe, en castellano algo así como agradable, amable. Le sigue Cato, tomado de la película Los juegos del hambre o por el compañero oriental de El avispón verde y más lejanamente por el antiguo romano. Entre las mujeres, Estelle es un hit, debido en gran parte por la hija de la pareja real sueca. También son muy populares Cyrus, Grayson y Gray, que reemplazan al démodé Jason. Adelaida, que en nuestro suelo es casi una antigüedad, en los Estados Unidos es tan aceptado como los inspirados en el Viejo Oeste: Wesley, Weston y West. Gran popularidad adquirieron además nombres con I: Ivy, Isla, Isabel e Isabella están entre los 300 favoritos. Otra tendencia que cobra cada vez más fuerza entre las parejas estadounidenses es la de bautizar a los varones con derivaciones de nombres femeninos. Por ejemplo, Emmett, que deriva de Emma y Emily, y Everett, de Eva.

Los prohibidos

Hace apenas unos meses, una pareja cordobesa insistía ante el juez en poder llamar a su hijo Lucifer. Hace cuatro años, un juez prohibió en Italia a una pareja de Milán que había seleccionado para su hijo el nombre de Venerdi, el último día de la semana laboral. Los jueces italianos también rechazaron Dálmata, por ser una raza canina.

En Suecia, no permitieron entre los nombres para bebes Metallica, como la banda; Ikea, como la tienda de muebles y decoración, ni Q. De todas formas, un matrimonio le puso a su hijo Google.

En 2006, prohibieron en Malasia ponerle a un chico de nombre Chow-Tow, que significa "cabeza apestosa". En China, tampoco dejaron ponerle a su hijo @.

Los permitidos

Hay para todo. En Estados Unidos, la familia Campbell le puso a su hijo Adolf Hitler Campbell. Y, en Egipto, un juez permitió a una pareja a que utilizara Facebook como nombre para su primer descendiente. Más al Norte, en Puerto Rico, los padres no tuvieron problema en bautizar a su hijo Véase Al Dorso Pérez.

Mientras tanto aquí, desde hace casi dos décadas crecieron en popularidad nombres anglosajones, como Kevin, Eric, Jennifer, Samantha, Braian, Brian, Melody, Alexander y Loreley. Y se sumaron otros de distinto origen. Entre 2010 y 2012, entre los más populares se destacan Mía, Laureana, Ludmila, Libeana, Brisa, Vittoria, Francesca, Priscila, Denise, Thiago, Uriel, Inti, Enik, Tayana, Nair, Alma, Santino, Iara, Abigail, Luna, Maya, Aixa, Nara, Aylén, Petra, Zoe, Maika, Bianca, Kaira, Selene, Martina y Fiorella.

Algunos de ellos se transformarán posiblemente en Mi, Bri, De, U, Ma o Fio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.