Paul McCartney llega con su nuevo disco

Gabriel Plaza
(0)
22 de marzo de 2019  

Es difícil encontrar a alguien que no le gusten Los Beatles y en el caso de encontrarlo sabrás que habrá vivido de manera equivocada. Paul McCartney está de regreso a Buenos Aires, tras su visita de 2017, como parte de la gira mundial de Egypt Station, su último disco solista. El material nuevo fue bien recibido por la crítica y Paul McCartney, el hombre que le dio forma al pop en el siglo XX con Los Beatles, está disfrutando de la influencia que sigue ejerciendo en las canciones de millones de artistas alrededor del mundo. La gira de Egypt Station, que lo trae mañana al Campo de Polo, no es solo la oportunidad de escuchar algunas de sus nuevas canciones, sino una manera de autocelebrar toda su historia, desde el período del cenit creativo con Los Beatles, su etapa con The Wings y los intentos solistas para seguir sonando acorde a su tiempo.

En sus conciertos, incluso durante esta nueva gira, Paul McCartney sabe lo que quiere el público. El cantante de 76 años, cuenta su historia a través de un repertorio con más de treinta canciones, donde afloran clásicos como "Hey jude", "Let it be", "Shelter Skelter", "Eleagnor Rigby" y "Blackbird".

"Sabemos cuándo te gusta una canción, lo sabes. Cuando reproducimos una vieja canción de los Beatles, se encienden todas las luces de tus teléfonos. Parece una galaxia. Y cuando hacemos uno nuevo parece un agujero negro". Esa broma, que suele repetir en sus conciertos con cierta ironía, revela cómo piensa el músico sobre sus shows. Cuando The New York Times le preguntó si estaba de acuerdo en hacer un recital solo con canciones nuevas como su colega Bob Dylan el músico contestó que siempre está pesando en su público. "Recuerdo cuando yo iba a conciertos, en especial de niño, y había que ahorrar mucho dinero. Así que me imagino yendo a mi concierto: ¿Me gustaría escucharlo tocar solo canciones nuevas? No. No me gustaría".

Durante la gira, el cantante incluye muchas de esas canciones que sus seguidores esperan, pero también atraviesa con elegancia toda su época con Wings, reinvidincando todo un periodo posbeatle, que con el tiempo sobrevivió con fuerza en canciones como "Let Em in" y "Live an let die".

Con una voz más agrietada, que le da mayor profundidad a la calidez de sus melodías y que mejora su faceta rockera, el artista supera las tres horas de concierto, apoyado en una sólida banda que lo acompaña desde hace quince años: Paul "Wix" Wickens (teclados), Brian Ray (bajo y guitarra), Rusty Anderson (guitarra) y Abe Laboriel Jr (batería).

El músico de Liverpool recuerda en sus shows a Lennon y George Harrison y mira sin nostalgia el pasado: su último disco fue número uno en el chart de la Billboard. Es que las melodías de Sir Paul forman parte del aire.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?