Musiquitas: pegadizas canciones y una valija mágica

Jazmín Carbonell
(0)
20 de julio de 2019  

Musiquitas / Libro: Jorge Maestro y Sergio Vainman / Canciones: Sergio Dantí / Dirección: Pablo Gorlero / Elenco: Ana María Cores, Hernán Lewkowicz, Silvana Tomé, Federico Rodríguez Salcedo, Agustina Bouzo / Piano: Gabo Illanes / Dirección musical: Juan Ignacio López / Coreografía: Lucila Sanles / Escenografía: Vanesa Abramovich / Vestuario: Calandra-Hock / T eatro: Centro Cultural 25 de Mayo, Triunvirato 4444 / Funciones: de martes a domingos, a las 15 / Duración: 55 minutos / Nuestra opinión: muy buena

Que una valija puede contener un mundo es cierto y conocido; casi como un homenaje a una de las damas indiscutidas del universo infantil, Mary Poppins, aquí sucede algo similar. En este caso de la mano de Ana María Cores, una actriz que realmente no hay que dejar de ver en este papel tan tierno como mágico. Ella es la tía de unos jóvenes que esperan su llegada. Claro, cómo no esperarla si ella llega y abre mundos llenos de música, baile, magia y colores. Vestida de un rojo despampanante, esta tía tan singular, con pésima memoria pero con una imaginación infinita ideal para ponerla en marcha y hacer rodar todo tipo de juegos, llega con muchas sorpresas; todas ellas contenidas en una valija misteriosa. Por eso, los sobrinos, cada vez que ella se da vuelta, intentan descubrir todo lo que hay adentro. Pero solo ella tiene la llave para abrirla. Juegos y mucha pero mucha música en vivo, con un pianista que acompaña las canciones, Musiquitas es una gran propuesta para toda la familia.

No bien comienza se escucha la canción "Fábrica de nubes", tan pegadiza que ya imprime en el aire un clima alegre. Las canciones de Sergio Dantí -casi todas clásicas, alguna novedad para la ocasión- le dan el marco perfecto para que se desarrolle el texto de Maestro y Vainman dirigido por Pablo Gorlero, que le otorga ese toque personal porque sin perder el dinamismo tiene muy presente que se trata de un público infantil que necesita tiempos y armonía para acceder a la historia.

Con una escenografía colorida ideal para que se desarrolle la historia, los actores se prestan para esta obra en la que la premisa es la imaginación y el juego. Capítulo aparte para Ana María Cores: su gracia y talento para el baile, el canto y la actuación dejan sin palabras a todo el teatro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.