A los 81 años, Norman Briski contó cómo eligió los nombres de sus gemelas y se manifestó a favor del colecho

A los 81 años, el actor disfruta de la paternidad de las pequeñas Sibelina y Galatea
A los 81 años, el actor disfruta de la paternidad de las pequeñas Sibelina y Galatea Fuente: Archivo
(0)
6 de mayo de 2019  • 18:46

Norman Briski y su mujer, Eliana Wasserman, hicieron terapia de familia en Cortá por Lozano y, entre otras cosas, contaron que están a favor del colecho. "Dormimos los cuatro juntos", dijo el reconocido actor.

Briski fue padre a los 77 años de las gemelas Sibelina y Galatea y, por primera vez, se animó a contar algunas intimidades familiares. "Cuando Eliana quedó embarazada estaba haciendo Las Nereidas, una obra que escribí y que habla de una especie de sirenas que se escapan porque ya no quieren seguir más al servicio del hombre. Esos personajes eran Sibelina y Galatea", explicó sobre los nombres elegidos para sus niñas, hoy de 3 años y medio.

El actor también le contó a Verónica Lozano que es quien hace el desayuno todas las mañanas, mientras improvisa canciones con sus hijas: "Me da la impresión de que el teatro ayuda a los juegos infantiles. De alguna manera ensayamos lo que después puede pasar en el teatro. En definitiva, el teatro es un juego infantil".

Ver esta publicación en Instagram

Súper diván familiar . Eli, Norman , Sibe y Gala ! [R]

Una publicación compartida por Cortaporlozanofan (@cortaporlozano) el

A los 81 años, Norman recordó que conoció a su mujer cuando ella era su alumna, pero que se enamoraron tiempo después y hace 12 años que comparten la vida. Mientras ellos compartían anécdotas, las pequeñas Sibelina y Galatea jugaban a su alrededor.

Padre también de Gastón, Olinda y Catalina, Briski se emocionó al hablar de la paternidad: "Tengo buenos hijos. Es lo que me permite estar en mi trabajo y hacerlo con mucha libertad. Mis hijos son lindas personas y eso hace que fluya todo. Mis hijos me inspiran".

El actor confesó que, a veces, le teme a la muerte. "Pero no todos los días, porque yo pateo la muerte. Cuando hago teatro, no existe, y cuando estoy con mis hijas, mucho menos. Hay que saber patearla y todo juego permite hacerlo", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.