Angelina Jolie amenaza con mudarse a Londres en su guerra con Brad Pitt

Angelina Jolie amenaza con mudarse a Londres en su guerra con Brad Pitt
Angelina Jolie amenaza con mudarse a Londres en su guerra con Brad Pitt Fuente: Archivo
Diario El País
(0)
24 de agosto de 2020  • 12:09

Cuatro años después de su separación, Brad Pitt y Angelina Jolie todavía están envueltos en una batalla legal sin piedad. Tanto es así que la actriz de 45 años, que vive en Los Ángeles ha amenazado con mudarse a Londres con sus hijos. El protagonista de Había una vez... en Hollywood estima por su parte que su exmujer va "demasiado lejos" en sus trámites de divorcio, según reveló la revista Us Weekly en su última edición. "No le queda otra opción que luchar ferozmente", reveló una fuente cercana al actor de 56 años.

El 10 de agosto, Angelina Jolie solicitó la recusación del juez John W. Ouderkirk por conflicto de intereses. Este último habría ignorado sus vínculos profesionales con el abogado de Brad Pitt. El juez también ofició en la boda de la pareja en el Chateau de Miraval, Francia, en 2014. "Las personas más afectadas por la maniobra abiertamente estratégica de Jolie son sus hijos", replicaron los abogados del actor. "Todavía están privados de la resolución final por estos problemas de custodia".

El juicio para llegar a un acuerdo sobre la custodia de los hijos de la pareja se llevará a cabo en octubre. Mientras tanto, la heroína de Maléfica (2014) ha amenazado con mudarse con sus hijos a Richmond, en el sur de Londres. "Ella cree que es un ambiente perfecto para los niños, tanto cultural como educativamente", dijo un testigo anónimo al Mirror el 15 de agosto. Un escenario posible sería que ella cuide a los niños durante varios meses en el Reino Unido y que puedan volver a ver a Brad durante períodos más largos". En noviembre de 2019, Angelina Jolie declaró en las columnas de la revista Harper's Bazaar: "Me gustaría vivir en el extranjero y lo haré en cuanto mis hijos tengan 18 años. Por ahora, tengo que tener en cuenta dónde elige vivir su padre".

El tumultuoso proceso de divorcio entre Brad Pitt y Angelina Jolie comenzó en 2016, después de dos años de matrimonio y una década de noviazgo. Los dos actores recuperaron oficialmente su soltería en abril de 2019, pero la expareja todavía tiene que llegar a un acuerdo sobre su patrimonio, el último eslabón para cerrar su larga batalla, ya que en diciembre de 2018 por fin lograron un acuerdo sobre la custodia de sus seis hijos en común: Maddox, de 18 años; Pax, de 16; Zahara, de 15; Shiloh, de 13; y los gemelos Kox y Vivienne, que en julio cumplieron 12 años.

En un primer momento Jolie solicitó la custodia única de los seis niños alegando, entre otras cosas, los problemas de Brad Pitt con el alcohol, pero según ha ido pasando el tiempo y se ha rebajado la tensión entre los actores, finalmente se estableció la custodia compartida. A lo largo de este último año el acercamiento entre la expareja y la terapia familiar ha sido clave para recuperar poco a poco una normalidad entre todos, hasta tal punto que los actores ya son capaces de pasar tiempo juntos con sus hijos. En julio, Brad Pitt fue visto saliendo en moto de la mansión donde reside Jolie en Los Ángeles, algo que hace unos meses era impensable debido al cruce de acusaciones que todavía se lanzaban los intérpretes.

El pasado mes de junio, Angelina Jolie reveló que se separó de Brad Pitt por el "bienestar" de sus seis hijos, a los que ha calificado de seres "muy valientes y muy fuertes". "Fue la decisión correcta", ha dicho la actriz en referencia a su separación en una entrevista con la revista Vogue.

Pese a los cuatro años que ya han pasado desde entonces, la actriz ha develado que sigue centrándose en su curación. "Algunos se han aprovechado de mi silencio, y los niños ven mentiras sobre ellos mismos en los medios de comunicación, pero les recuerdo que conocen su propia verdad", dijo a la revista.

Antes de dar a luz a sus tres hijos más pequeños, Jolie adoptó a Maddox, Pax y Zahara. Cuando recuerda el proceso, dice que las palabras "adopción" y "orfanato" son términos positivos en su hogar. "Con mis hijos adoptivos, no puedo hablar de embarazo, pero hablo con mucho detalle y amor sobre el viaje para encontrarlos y cómo fue mirarlos a los ojos por primera vez", explicó. También hizo hincapié en su creencia de que los niños no biológicos nunca deberían "perder el contacto con su origen". "Tienen raíces que vos no tenés. Es el viaje más increíble para compartir", señaló.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.