Anita Martínez, sobre su negativa al "Súper Bailando": "No puedo vivir todo el tiempo tan expuesta, me resulta muy intimidante"

Aunque estuvo a punto de sumarse al certamen, la humorista decidió dar un paso al costado para seguir disfrutando del teatro y de su privacidad
Aunque estuvo a punto de sumarse al certamen, la humorista decidió dar un paso al costado para seguir disfrutando del teatro y de su privacidad
Alejandro Lingenti
(0)
22 de junio de 2019  

¡Atención, mujeres! Anita Martínez tiene una lista de los hombres de los que conviene escapar. Para conocerla, y reírse un rato, claro está, conviene ver Histeriotipos: Sexo, citas y clonazepam, un hilarante unipersonal que la comediante define como un "manual de ayuda que enumera estereotipos masculinos que todas conocemos de sobra". En esa lista aparecen "el histérico", "el tecnológico", "el avaro" y "el 50 sombras de Grey", entre otras variantes pensadas desde el humor por la autora de la obra, Claudia Morales.

"De esos hombres de los que es mejor huir hablamos muchas veces las mujeres cuando tomamos un café", cuenta Martínez a LA NACION. "La histeria, por ejemplo, siempre se nos adjudica a nosotras, pero hoy está lleno de hombres histéricos. Me río de eso, y al final del espectáculo cierro con unas reflexiones destinadas a cerrar la grieta entre mujeres y hombres".

La novedad de esta reposición de la obra -que ahora va los jueves a las 20 en el Teatro Regina (Avenida Santa Fe 1235)- es la aparición de Diego Reinhold como director. "El trabajo que hizo Diego estuvo buenísimo", asegura la actriz. "Los textos de Claudia cobraron más valor con todo el bagaje tecnológico que sumamos. También hay una parte muy linda con títeres. En este contexto, me siento mucho más contenida".

Ganadora del Martín Fierro por su labor humorística en los ciclos televisivos ShowMatch y Animales sueltos, Anita también participó en el "Bailando por un sueño 2016" con su colega Bicho Gómez como compañero, luego de consagrarse campeones en el 2014. Una lesión en la rodilla la hizo desistir de sumarse este año con Pedro Alfonso como pareja. "Tomé esa decisión por la lesión y también porque responder a los estándares de la figura es medio agotador. Es un programa con mucho rating, así que esas demandas aparecen tarde o temprano. Hay que bajarse de ahí si querés recuperar la intimidad de tu familia, de tus cosas. Yo no puedo vivir todo el tiempo tan expuesta, me resulta muy intimidante", dice.

La actriz disfruta del teatro, aunque lamenta que en la televisión no haya lugar para las mujeres que hacen humor
La actriz disfruta del teatro, aunque lamenta que en la televisión no haya lugar para las mujeres que hacen humor

De todos modos, trabajo no le falta: Anita también es parte del elenco de La gran farándula (martes a domingos en el Centro Cultural 25 de mayo, Avenida Triunvirato 4444), un homenaje al teatro argentino dirigido por Gastón Marioni en el que también participan Omar Calicchio, Julián Pucheta, María Rojí y Nicolas Scarpino. "Es una espectáculo divino, para toda la familia", remarca. "Recorre todo el repertorio de estilos del teatro nacional. A mí me toca interpretar a una actriz de los años 50 que solo quiere trabajar en tragedias, una mujer engolada, muy acartonada. Pasamos por el grotesco, el circo, el tango... Tiene mucho humor y un vestuario alucinante de Renata Schussheim".

Aun cuando admite que en el humor es muy importante escaparle a los prejuicios, Martínez se pone sus propios límites: "Hay temas con los que no me gusta meterme. Las enfermedades, por ejemplo. Aunque reconozco que el humor negro es un estilo válido, sé que no es lo mejor para mí, no lo siento interesante, no estaría cómoda haciéndolo. Me permito alguna incorrección, obvio, pero llego hasta un punto".

Se declara admiradora de Niní Marsall, Luis Sandrini, Darío Vittori y Alberto Olmedo ("sé que mucha gente dice que su humor era machista, pero no lo se puede medir con la vara de hoy, me parece") y confiesa que le hubiera encantado tener un programa como Juana y sus hermanas, aquel con el que se hizo conocida Juana Molina antes de dedicarse de lleno a la música.

"Me encanta la televisión, y estoy de verdad muy agradecida por haber trabajado tanto tiempo en un medio que hasta no hace mucho era tan machista. Miro en retrospectiva y noto que tuve la suerte de contar con grandes compañeros. Pero igual está claro que sigue faltando espacio para que las mujeres hagan humor en la tele. Argentina es un país lleno de humoristas talentosas", concluye.

La gran farándula

  • De Gastón Marioni
  • Sábados y domingos, a las 17.
  • C. C. 25 de Mayo, Triunvirato 4444.

Histeriotipos

  • Dirigida por Diego Reinhold
  • Jueves, a las 20.
  • Regina, Santa Fe 1235

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.