Asesinan en San Pablo a un actor de la versión brasileña de Chiquititas y a su familia

El actor iba a reencontrarse con su novia cuándo fue sorprendido por su suegro
El actor iba a reencontrarse con su novia cuándo fue sorprendido por su suegro
(0)
11 de junio de 2019  • 16:53

Uno de los protagonistas de la versión brasileña de la popular novela de Cris Morena, Chiquititas , fue asesinado este fin de semana junto a sus padres. Se trata de Rafael Henrique Miguel, de 22 años, cuyo suegro terminó con su vida y la de sus progenitores.

Según dio a conocer la Secretaría de Seguridad Pública de Brasil, Rafael fue junto a sus padres, Joao Alcidio Miguel, de 52 años y Miriam Miguel, de 50, hasta la casa de Isabela Tibcherani, la novia del joven que tiene 18 años, para conversar sobre la relación que mantenían.

Cuándo llegaron, el padre de Isabela, Paulo Cupertino da Silva, de 48 años, los estaba esperando y sin decir ninguna palabra disparó contra la familia Miguel. Los tres miembros murieron en el acto, mientras que el asesino se dio a la fuga.

"Siempre fue un misógino, nunca le gustaron las mujeres, siempre impidió que mi madre viviera. He visto muchas cosas malas desde que era pequeña", dijo Isabela sobre su padre durante una entrevista con el canal Record TV, este lunes. "Siempre supe quién era, su carácter, su mala manera de impedir la felicidad de los demás. Tiene esa cosa de querer tomar posesión de la vida de la gente", agregó.

Esta no es la primera vez que Da Silva tiene problemas con la Justicia brasileña. En el pasado fue denunciado por robo, formación de pandillas, lesiones corporales y amenazas. A pesar de todo esto, la joven no creía que fuese capaz de asesinar a su pareja. "Lo máximo que pensé que podría pasar sería una lucha física, que ellos podrían luchar".

Rafael e Isabela mantenían una relación desde el 2018, sin embargo no se veían desde hace algunos meses por la prohibición que había impuesto Da Silva.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.