Con el apoyo de Hollywood, John Boyega seguirá su lucha contra el racismo