Coronavirus: Jorge Formento es voluntario de la vacuna de Pfizer

Jorge Formento es voluntario de la vacuna de Pfizer
Jorge Formento es voluntario de la vacuna de Pfizer Fuente: Archivo - Crédito: twitter @JorgeFormento
(0)
10 de noviembre de 2020  • 13:00

Jorge Formento es uno de los 4500 argentinos que se ofreció para probar de la vacuna contra el Covid-19 del laboratorio Pfizer. Tras asegurar que no tuvo efectos adversos, el conductor reveló los motivos que lo llevaron a ofrecerse como voluntario y contó cómo fue perder a su padre en plena pandemia.

"Es así, me postule como voluntario. La segunda dosis o el placebo (porque uno no lo sabe) me la aplicaron el 28 de septiembre. Días después me llamaron para hacerme un análisis de sangre y bueno, formo parte de los 4500 argentinos que en el Hospital Militar están probando esa vacuna", comentó el animador en Informados de todo.

En cuanto a los motivos que lo llevaron a postularse como voluntario, confesó sus ganas de ayudar: "Tengo hijos, tengo una nieta, me parece que no podemos dormir pensando en que nuestros afectos más cercanos puedan contraer esta enfermedad. Y yo acá mirando la tele, con un trabajo que me permite realizarlo desde casa, sin necesidades básicas insatisfechas, dije: '¿De qué forma puedo ayudar?' Bueno, allá fui a poner el brazo. La cuestión es tratar de encontrar entre todos una solución a esta pesadilla".

Tras asegurar que no tuvo ningún efecto adverso, reveló cómo es su día a día: "Yo me cuido mucho, me manejo en los negocios de cercanía, tomando todos los recaudos. No tuve ningún efecto adverso. Ayer se han comunicado conmigo y me dijeron que la próxima visita será en febrero y que si se aprueba antes nos informaran si recibimos la vacuna o el placebo y eventualmente van a vacunar a quienes recibieron el placebo".

"Hasta que todos nuestros afectos no estén vacunados, uno no va a poder dormir. Tengo una nieta que va a cumplir seis meses y todavía no le pude dar un beso, la vi dos veces y con el barbijo", expresó con cierta nostalgia. Sin embargo, convertirse en abuelo no fue el único hecho que marcó al conductor de Feliz domingo. Tener que despedir a su padre en plena pandemia también fue determinante a la hora de tomar esta decisión.

Tenemos que estar juntos y esperar con ansias que venga la solución de donde sea, sin ideologías

"Me pasó tener que perder a mi viejo en esta pandemia. Son cosas que te pone la vida y hay que tratar de sobrellevarlas de la mejor manera posible. Mi viejo venía en falsa escuadra desde hace años. No podía caminar, tuvo un ACV, se alimentaba con una sonda, estaba en un hogar. Lamentablemente el Covid entró en el hogar y aunque lo pudo superar, lamentablemente a los 20 días hizo efecto en su cuerpo y tiró la toalla", contó emocionado.

Mientras lo recordaba con una sonrisa, Formento aseguró que su padre no hubiera dudado en hacer lo mismo que él en este momento. "Es muy duro para todos esto. Este virus entra por las hendijas por eso tenemos que estar con la guardia alta. Tenemos que estar juntos y esperar con ansias que venga la solución de donde sea, sin ideologías".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.