Diego Olivera, desde México: "Me gusta más volver a la Argentina como turista que a trabajar"

En una entrevista radial, Diego Olivera contó porque no tiene pensado volver a trabajar en el país
En una entrevista radial, Diego Olivera contó porque no tiene pensado volver a trabajar en el país Crédito: Instagram
(0)
26 de mayo de 2020  • 22:34

Diego Olivera contó, desde México, por qué no está en sus planes regresar al país y recordó los prejuicios que tuvieron que enfrentar al comienzo de su relación él y su esposa, Mónica Ayos.

En una entrevista concedida al ciclo radial Agarrate Catalina, Olivera recordó cómo comenzó su carrera en México, país en el que reside junto a Ayos, la hija de ambos, Victoria, y el primer hijo de la actriz, Federico. "Cuando me fui de Argentina, lo hice porque lo que me ofrecían no era lo mismo a lo que podía acceder en México, tanto a nivel económico como protagónico", explicó.

"Yo estaba al aire con Se dice amor, y los directivos de TV Azteca estaban en el hotel viendo Telefe y no querían que la versión mexicana de Montecristo la haga un actor mexicano conocido, y me vieron. En ese momento, en Argentina estaba al aire la versión local de Montecristo, protagonizada por Pablo (Echarri).Yo no tenía tanta fantasía por laburar afuera, pero acepté simplemente porque quería cobrar bien por mi laburo", aseguró.

Luego de haber entrado por la puerta grande, con un protagónico y en un programa que fue bien recibido por las críticas y el público, Olivera, fue construyendo una sólida carrera en aquel país. Allí, junto a su familia, pasa actualmente la cuarentena. Y desde allí habló también de la posibilidad de regresar al país: "Siempre está la fantasía de volver. Me gusta más ir a Argentina como turista que a laburar. Sí me gusta encontrarme con mis pares, pero como oportunidad es mucho más importante lo que me sucedió acá. Lo que sí extraño es la macrofamilia, aunque han venido mucho a México a visitarnos".

Con respecto a la relación que lo une a Ayos, su mujer desde hace casi dos décadas, y a quien conoció mientras compartían elenco en Matrimonios y algo más, uno de los primeros pasos en la actuación de la hasta entonces vedette, explicó: "Cuando la conocí, lo que menos me importaba era lo que se dijera. Le dije que lo que menos teníamos que hacer era contaminarnos de lo que se decía. ¡Por suerte no existían las redes sociales! Tanto la familia de Moni como la mía son muy parecidas, para ellos no tiene nada que ver la cáscara", indicó. Y, agregó: "A mí no me hubiera molestado para nada que ella siga con la carrera de vedette. Hay que desactivar el espectro del qué dirán, porque el prejuicio es muy mal consejero".

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.