El día que Carmen Electra se escondió de Michael Jordan en un hotel

Carmen Electra vivió un romance tumultuoso junto a Dennis Rodman
Carmen Electra vivió un romance tumultuoso junto a Dennis Rodman Crédito: Archivo
(0)
28 de abril de 2020  • 01:46

Dicen que lo que pasa en Las Vegas, queda en Las Vegas, aunque tarde o temprano la verdad siempre sale a la luz. Este domingo, durante la emisión del último episodio del documental sobre Michael Jordan que emitió el canal ESPN, se conoció la historia del día en que Carmen Electra se escondió del basquetbolista en un hotel de Las Vegas para no sentirse avergonzada.

La actriz de Baywatch se encontraba en la ciudad de los casinos acompañando a su novio de aquel entonces, el jugador Dennis Rodman, quien había viajado allí junto a sus compañeros de los Chicago Bulls para pasar 48 horas de diversión. Por esas épocas, Rodman era muy conocido por salir de fiesta y perder el control.

Carmen Electra publicando un adelanto de "The Last Dance"

01:00
Video

"Me acuerdo de estar en Las Vegas con él y cómo la fiesta se encendía ni bien llegaba", recordó Electra. "A él le gustaba salir, ir a los boliches, se escapaba. Íbamos a sus restaurantes favoritos, de ahí a bailar y después a un after party. Nunca paraba, era difícil ser su novia". Y durante esos dos días de fiestas en continuado es que la actriz vivió un momento atípico.

En el documental, Jordan se refirió a los hábitos de Rodman fuera de la cancha, y contó que cuando el equipo recibió el permiso de su entrenador para disfrutar de dos días en Las Vegas, "no vimos ni oímos a Dennis a lo largo de 48 horas. Pero luego él no volvió a tiempo". Por ese motivo, varios de sus compañeros tuvieron que ir a buscarlo, y en palabras de Michael, "sacarlo de los pelos de la cama". Y en ese contexto es en el que Carmen Electra, que se encontraba hospedada en la misma habitación de Rodman, se escondió por miedo a pasar vergüenza.

En su testimonio, la actriz recuerda: "Siento que alguien golpea la puerta, y era Michael Jordan. Entonces me escondí, no quería que me viera en esa situación. Y ahí estaba yo metida detrás del sofá, con un montón de sábanas que me tapaban, y escucho a Jordan diciendo: ¡Vamos! Tenemos que ir a la práctica!".

Sin embargo, y a pesar de sus hábitos, Jordan nunca dejó de reconocer cuan importante era Rodman en la dinámica del equipo: "Es como si a nivel físico él necesitara escapar. Pero nobleza obliga, Dennis siempre estaba conectado. Él siempre estaba al tope de sus capacidades".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.