Henry Cavill, en Argentina: "Cuando algo como The Witcher aparece, lo persigo sin piedad"

Henry Cavill, en Buenos Aires, presentando The Witcher, en Comic Con
Henry Cavill, en Buenos Aires, presentando The Witcher, en Comic Con
María Fernanda Mugica
(0)
7 de diciembre de 2019  • 13:09

Henry Cavill es una estrella de cine, con varias películas en su haber. Pero, como suele suceder con quienes interpretan personajes icónicos, el mundo lo identifica como Superman, personaje que encarnó en la última saga de superhéroes producidas por Warner y DC.

El actor es una figura ideal para participar de la Argentina Comic Con aunque su visita a Buenos Aires nada tiene que ver con su interpretación del Hombre de acero. Cavill viajó para presentar The Witcher, la nueva serie de Netflix de la que es protagonista y que llegará al servicio de streaming el 20 de diciembre. Basada en las novelas de Andrzej Sapkowski, que sirvieron de inspiración para una serie de videojuegos, The Witcher cuenta la historia de Gerald de Rivia, un mago y cazador de monstruos que se ve empujado por el destino a unirse a una poderosa hechicera y una princesa que guarda un secreto.

En una conferencia de prensa que ofreció junto con la showrunner Lauren Schmidt Hissrich, el actor esquivó las insinuaciones para que hable de Superman y dejó en claro que está aquí para compartir su experiencia en The Witcher, un proyecto del que quiso ser parte desde que supo que estaba en marcha. Cavill y Schmidt Hissrich recordaron entre risas la insistencia con la que el actor, a través de sus agentes, intentó conseguir una reunión con la creadora para que le dieran el papel. Una vez que se juntaron quedó claro para la showrunner que él era la elección correcta.

"No creo haber estado seguro de que fuera una buena idea interpretar a Gerald", dice Cavill a LA NACION, en una entrevista a solas, al reflexionar sobre su insistencia en conseguir ese papel. "El tiempo dirá eso. Amo el género y amo al personaje, así que era más una idea de cumplir un sueño. No pensaba en qué podía aportar al personaje, o que hubiera algo que podía hacer mejor que cualquier otro, pero sabía que me apasionaba. Sabía que iba a hacer absolutamente todo lo que pudiera para representar a este personaje como se debe. Eso era lo importante para mí, que el personaje estuviera bien representado", apunta.

Elegir los trabajos guiado por la pasión, como sucedió en este caso, es una situación ideal para Cavill, pero reconoce que no es siempre una opción en el mundo real.

"Cuando algo como The Witcher aparece, lo persigo sin piedad", enfatiza. Su pasión por el proyecto provenía de su fanatismo por los videojuegos. Recién luego de hablar con Schmidt Hissrich descubrió que su origen estaba en una serie de novelas. Los libros lo sorprendieron y le gustaron tanto que leyó un par de veces cada uno. Esto le permitió conocer mejor a su personaje, al que describe como alguien que tiene "un exterior frío, con una forma muy directa que, a veces, lleva a consecuencias brutales, pero en su interior realmente cree que el mundo puede ser un lugar mejor". Para él, Gerald no es un héroe simple que siempre hace lo correcto.

Entrevista con Henry Cavill, protagonista de The Witcher

02:08
Video

Como fanático de los videojuegos, Cavill opina que pueden ser una buena base para una película o serie, siempre que se trate a la adaptación con cuidado. "Creo que los videojuegos son adaptables al cine, sólo se trata de abordarlo de la manera correcta", dice. "Hay que encararlos no sólo como gamer sino también como narrador. Los juegos no funcionan en la pantalla, lo que funciona son las historias. Esa es la diferencia. Si intentás poner el juego en la pantalla te queda una versión extraña. Los propios videojuegos tienen escenas aparte, por ejemplo, si jugás a The Witcher 3 hay unas escenas cinematográficas de Gerald a caballo buscando a Yennefer. Las historias son lo que hace que los gamers nos enamoremos de los juegos".

Después de interpretar a Superman en El hombre de acero, Batman v. Superman y La liga de la justicia; al agente de la CIA Napoleón Solo en El agente de Cipol, dirigida por Guy Ritchie; y trabajar en la última Misión imposible, Cavill ya está acostumbrado a ser parte de adaptaciones cinematográficas de materiales conocidos y queridos por el público. Interpretar a estos personajes le interesa y no le parece que sea un mayor desafío que otros trabajos actorales.

"Es un desafío hacer cualquier personaje", asegura el actor. "Es un placer genuino para mí así que el único desafío que existe es el de poder encajar en una adaptación, de mantenerme fiel a la tradición de ese material. Eso siempre fue lo más importante para mí. Las adaptaciones siempre van a ser diferentes así que hay que equilibrar el moldearse al formato con mantenerse fiel".

En ese sentido, tampoco siente que es su obligación darle una vuelta de tuerca propia a la criatura que le toca en suerte. "No busco intencionalmente apropiarme de los personajes", explica Cavill. "No pienso que tengo que ser distinto en tal aspecto porque eso es lo que Henry Cavill hace. Entonces le pongo mi sello. Sólo interpreto a los personajes y lo que se desprende de eso es puramente instintivo. Si termino apropiándomelos, espero que sea de una manera fantástica: es simplemente algo que sucede. Me preocuparía desviarme conscientemente de algo para apropiármelo, creo que hay un riesgo en eso porque es casi arrogante hacerlo. Especialmente si se trata de algo que ya es bueno de por sí".

Otra característica que comparten los trabajos de Cavill es que se trata de historias en las que la acción es parte clave de la narración. El actor hizo las escenas de riesgo de The Witcher porque considera que es parte esencial de la interpretación. "Coreografié con el equipo de dobles de riesgo la pelea del primer episodio, que es muy importante para entender quién es Gerald, y las otras las diseñaron aparte, porque el cronograma era muy justo, y después yo aporté mis ideas al respecto cuando pude", cuenta.

Trailer de The Witcher, nueva serie de Netflix

02:09
Video

Esta idea es aplicable a todos sus personajes y un aspecto clave de su trabajo para el actor. "La narración de una historia puede y debe suceder en la acción", define Cavill. "Creo que, a veces, el foco está en la acción sólo por sí misma o es tan increíble que el personaje no está contenido en ella. Ves a un personaje haciendo algo pero no entendés porqué es de una manera en las peleas y de otra en las escenas de diálogo. Para mí es importante que cada movimiento provenga del alma del personaje", reflexiona.

Sobre este último personaje por el que tanto luchó, también suma definiciones. "Hubo algunas ideas que se barajaron, pero me pareció que no era algo que él hiciera, porque iba en contra de lo que el personaje cree y siente. Por eso prefiero hacer las escenas de riesgo y no tener un doble. Mi interpretación continúa desde la última línea de diálogo hasta la siguiente; pero si no hay diálogo no quiere decir que deje de actuar. Un doble no necesariamente puede interpretar a mi personaje. No hay otros actores para que hagan por vos otras escenas. Hoy no puedo llorar, así que tráiganme a los actores llorones para que alguno lo haga por mí. Considero que es todo lo mismo y disfruto mucho eso".

¿Vuelve el Hombre de Acero?

Cavill hizo tres películas de Superman y expresó en la conferencia de prensa lo mismo que ya ha dicho en otras ocasiones: "La capa está en el ropero". El actor todavía considera continuar con el personaje que siente propio pero se desconocen los planes de Warner sobre el personaje más importante de DC, como para que Cavill vuelva a encarnarlo.

Interpretar al mismo personaje en varias películas o en una serie como The Witcher, que ya tiene confirmada su segunda temporada, le parece al actor una oportunidad única para desarrollarlo

"La narración serializada te da más tiempo y podés hacer las cosas de forma más sutil", dice el actor. "Podés empezar de cierta forma que si fuera un sola película sería aburrido, pero como son ocho horas, podés ser ese personaje e ir cambiando algunas cosas de a poco, para que el público diga 'ah, ahí está la profundidad y la evolución del personaje'. Es como cuando conocés a una persona: no te muestran en dos horas todo el abanico de sus emociones, sus necesidades, sus deseos y todo lo que sueñan en la vida. De vez en cuando hacen algo nuevo y te parece interesante porque descubrís algo que antes no sabías. Esa es la belleza de interpretar a un personaje en un período largo de tiempo", señala.

Con The Witcher, Cavill ya tiene esa oportunidad. Sólo falta ver si llegará también el momento de sacar la capa del ropero.

Entrevista en video: Martín Fernández Cruz

Edición de video: Manuel Saratella

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.