Kate Winslet, arrepentida de haber tomado algunas "pobres decisiones" artísticas

Sin dar nombres, la actriz parece haberse referido a sus trabajos junto a cuestionados directores como Roman Polanski y Woody Allen
Sin dar nombres, la actriz parece haberse referido a sus trabajos junto a cuestionados directores como Roman Polanski y Woody Allen Fuente: Archivo
(0)
29 de enero de 2018  • 16:16

Desde que Dylan Farrow volvió a hablar sobre los abusos que asegura haber sufrido desde niña por parte de su padre adoptivo, Woody Allen , muchos actores hicieron sentir su arrepentimiento por haber trabajado junto al director.

Entre los primeros en hacer oír sus voces estuvieron Demi Lovato y Timothée Chalamet, protagonistas de la aún no estrenada -y posiblemente, destinada a permanecer inédita- A Rainy Day in New York. Algo parecido sucedió con algunos sus actores fetiches en el pasado, como Colin Firth o Mira Sorvino, pero poco se supo de la más reciente dupla que arribó a los cines, Kate Winslet y Justin Timberlake... hasta ahora.

La actriz de La rueda de la maravilla ha decidido romper el silencio, aunque sin dar nombres precisos, para expresar que siente un "amargo arrepentimiento" por las "pobres decisiones" que la llevaron a trabajar con "directores, productores y hombres poderosos que por décadas fueron premiados y celebrados". De ese modo, la ganadora del Oscar por su trabajo en Titanic podría estar hablando de Allen, aunque también de Harvey Weinstein -con quien, además, mantenía una cordial relación- y con Roman Polanski.

Winslet trabajó bajo las órdenes de Polanski en la adaptación cinematográfica de Un dios salvaje, estrenada en 2012
Winslet trabajó bajo las órdenes de Polanski en la adaptación cinematográfica de Un dios salvaje, estrenada en 2012 Fuente: Archivo

Winslet, de 42 años, brindó un emotivo discurso al aceptar un reconocimiento especial durante la entrega de los London Critics' Circle Film Awards. Allí hizo referencia a la Marcha de las Mujeres realizada días atrás en Whasington DC y en otras tantas ciudades de los Estados Unidos.

"Al ver a mujeres de todo el mundo y de todos los sectores marchando el fin de semana pasado, me di cuenta que no iba a poder estar acá esta noche, de pie, y guardarme para mí el amargo arrepentimiento que siento por las pobres decisiones que tomé al trabajar con individuos con los que me gustaría no haber trabajado", dijo el domingo, en Londres.

"Se ha vuelto muy claro para mí que al no decir nada sobre eso estaría sumando angustia a muchas mujeres y muchos hombres de coraje. Se que todos estamos de pie esperando que este momento histórico marque el camino hacia un futuro transformado para las futuras generaciones", continuó.

Winslet fue duramente criticada el año pasado por la respuesta que dio sobre las acusaciones de abuso que pesaban contra Allen. "Como actor en la película, tenés que dar un paso al costado y decir: 'No se nada, realmente, no importa si lo que se dice es verdad o mentira'", contestó.

Winslet junto a Woody Allen y Justin Timberlake, durante el rodaje de La rueda de la maravilla
Winslet junto a Woody Allen y Justin Timberlake, durante el rodaje de La rueda de la maravilla Fuente: Archivo

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.