La preocupación de María Valenzuela por la pandemia de coronavirus: "No la estoy pasando nada bien"

La preocupación de María Valenzuela por el avance del coronavirus y las consecuencias que dejará la cuarentena
La preocupación de María Valenzuela por el avance del coronavirus y las consecuencias que dejará la cuarentena Fuente: Archivo
Liliana Podestá
(0)
24 de abril de 2020  • 12:04

"Yo no la estoy pasando nada bien. Le pongo un poco de humor, cuando puedo, y subo algo a mi Instagram, más que nada para mis hijos y para que la gente se ría. Pero no la estoy pasando bien", se sinceró María Valenzuela, aislada y preocupada por la inesperada nueva realidad que la irrupción del Covid-19 trajo consigo.

Hace seis años que la actriz vive sola en un coqueto departamento de Barrio Norte, porque sus tres hijos, Malena, Juan y Julián, se independizaron y se mudaron con sus parejas o solos. "Estaba ensayando Eva y Victoria, una obra hermosa que ya hicieron varias actrices y que íbamos a estrenar ahora, pero con la pandemia no sabemos cuándo se hará. Me angustia pensar en cuándo voy a volver a trabajar. Nuestra actividad es una de las últimas que se va a incorporar y la verdad es que estoy muy preocupada", contó en diálogo con LA NACION. "Sé que soy carne de cañón y que si salgo y me agarro el coronavirus, me internan y me muero".

-¿Salís a hacer algún mandado?

-No. Soy una persona de altísimo riesgo y por eso no salgo para nada. Mis hijos me traen la comida en tuppers, o me hacen alguna compra. Soy cero ama de casa. Siempre trabajé mucho y llegaba cansada como para ponerme a cocinar. Además, nunca me gustó. Malenita me paga las cuentas. Yo no puedo moverme porque tengo un pequeño enfisema pulmonar que se vio en una tomografía hace un tiempo, tengo EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), y hace dos o tres años estuve internada por una neumonía. Y fumo, así que soy de un altísimo riesgo.

Ver esta publicación en Instagram

No puedo cocinar ni un huevo Duro. [R]

Una publicación compartida por María Valenzuela (@mariavalenzuelaok) el

-¿Pensás en qué va a pasar cuando se levante la cuarentena?

-Si esto se levanta en algún momento y no se encuentra la vacuna, tendré que salir a trabajar, más allá de las consecuencias que pueda sufrir. Mi única cura en este momento es estar encerrada. Si no, es difícil que salga a la calle o, cuando tenga que hacerlo, tomaré los recaudos necesarios. Extraño mucho trabajar, el teatro porque las risas son sanadoras, una caricia al alma. Es muy lindo escuchar a alguien que se suena la nariz porque se le cayó una lágrima. Y además, el teatro es mi pasión y lo único que sé hacer.

Una postal del 2019: el casamiento de su hijo Juan, en la que María se ve acompañada por Julián, Malena y por Beba, la madre de "Pichuqui" Mendizábal
Una postal del 2019: el casamiento de su hijo Juan, en la que María se ve acompañada por Julián, Malena y por Beba, la madre de "Pichuqui" Mendizábal Fuente: Archivo

-Muchas veces contaste que no le tenes miedo a la muerte, ¿eso cambió?

-No le tengo miedo a la muerte, lo he dicho siempre y resisto archivos. Le tengo miedo a la locura, no a la muerte. Siempre pensé que la muerte me rondaba. La primera vez que tuve contacto con la muerte fue cuando se murió mi abuela Purificación, y yo quedé impactada porque era muy chica. Y después lo hizo con mi hija Malena, con mi ex marido (el periodista Juan Carlos "Pichuqui" Mendizábal), con mis padres, con amigos, con hermanos del corazón. Y si salgo a la calle hoy, siento que "la parca" me va a tender la mano y no voy a tener más remedio que agarrarme a ella. Esta es la triste y fría realidad porque tengo enfermedades preexistentes. Lo que más miedo me da no es morirme, pero sí morirme en soledad, y no poder tener mis últimos respiros agarrada a la mano de mis hijos, y poder abrazarlos, besarlos. Morirte en soledad es muy triste. Ese es mi único miedo.

-¿Y cómo pasas los días?

-Juego al SuperCity en el Facebook, que es mi juego predilecto para distraerme. También miro series y películas. Y duermo mucho: me acuesto a las 7 de la tarde y me levanto 8 de la mañana, y duermo la siesta. Trato de descansar bien. Por supuesto, hago muchas videollamadas con mis hijos y mis amigos, así nos vemos las caras y charlamos un rato.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.