Las disculpas de la revista Caras, luego de la polémica tapa sobre la princesa Amalia

Finalmente, la revista Caras pidió disculpas por la tapa que hacía alusión al talle "plus size" de la hija de Máxima
Finalmente, la revista Caras pidió disculpas por la tapa que hacía alusión al talle "plus size" de la hija de Máxima
(0)
25 de julio de 2020  • 13:10

"La hija mayor de Máxima luce con orgullo su look plus size". Ese fue el título de la nota de tapa de la última edición de la revista Caras. En el texto, que se centra en la vida de Amalia, la adolescente de 16 años heredera al trono de Holanda, se siguió insistiendo sobre el tema de su peso y las críticas no tardaron en llegar. En un primer momento, la directora y el subdirector de la revista defendieron el concepto de la tapa, pero este sábado llegaron las disculpas públicas.

"La nota de tapa del último número de Caras generó una polémica nacional. Lo que se inició en las redes, fue TT y rindió para el minuto a minuto de la televisión, provocó la controversia menos deseada por nuestra publicación. Y creemos que puede ser la oportunidad para generar un saludable espacio para la reflexión. Vivimos un tiempo de deconstrucción de estereotipos. Los medios también somos espejos de la sociedad. Y de los cambios que están transformando al mundo. Todos estamos aprendiendo, los medios también", comienza expresando el texto que lleva la firma de la directora de la revista, Liliana Castaño.

"Reconocemos nuestra responsabilidad en esa deconstrucción y sentimos que somos parte de ella. Entendemos que aún sin mala intención cometimos un error. El mundo del entretenimiento, el de las celebridades al que pertenece Caras, ha estado marcado por formas y estereotipos que en este momento atraviesan una constante revisión, y en ese contexto deberemos profundizar y desarrollar una sensibilidad mayor frente a la violencia de género, la estigmatización y todo lo que nos esclaviza a formatos que hoy deseamos desterrar", continúa.

"Estamos aprendiendo a oír voces que abren nuestros ojos para hacernos ver cosas que no logramos ver en su momento, es parte de este aprendizaje. El respeto, orgullo y admiración que sentimos por Máxima Zorreguieta y toda su familia no se reflejó en el título de nuestra última tapa. Entendimos lo que significó. Recibimos muchas críticas interesantes, constructivas, superadoras y nutritivas. Escuchamos a todos y estoy agradecida por la oportunidad de aprendizaje que nos plantea la reflexión", asegura Castaño.

Y finaliza: "Será una situación aliada para Caras para generar el debate que plantea esta transformación permanente y encarar procesos de capacitación con mirada inclusiva que nos permitan trabajar con mayor excelencia. Ofrezco mis más sinceras disculpas a todos los que se hayan sentido agraviados".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.