Marianela Nuñez. La estrella del Royal Ballet nos invita a un ensayo especial

La bailarina argentina habla de los papeles protagónicos, del sueño que está viviendo y de por qué no piensa colgar sus zapatillas de punta por el momento
La bailarina argentina habla de los papeles protagónicos, del sueño que está viviendo y de por qué no piensa colgar sus zapatillas de punta por el momento Fuente: HOLA - Crédito: Joel Anderson
(0)
20 de diciembre de 2019  • 18:19

La argentina Marianela Núñez (37) está sentada con las piernas cruzadas en la silla de su camarín. Sus ojos brillantes, una cola de caballo bien tirante y la energía intacta tras ocho horas de una jornada de riguroso entrenamiento. "Terminé tres horas de ensayo, tuve un descanso de una hora y ensayé para otra producción", dice la bailarina principal del Royal Ballet en la entrevista exclusiva con HELLO! que captura momentos de su vida arriba y abajo del escenario. "Es lo que quiero hacer y gracias a Dios tengo un cuerpo que me lo permite".

Marianela es una de las bailarinas líderes del mundo, conocidas por su técnica, fuerza, versatilidad, calidez y deslumbrante sonrisa. Cuando baila, parece que lo hace divirtiéndose. "Es que me estoy divirtiendo", asegura entre risas. "Después de veinte años no podría estar fingiendo". Esta temporada, la artista está haciendo malabares con varios roles, incluida la traviesa heroína Swanilda en Coppélia, que a diferencia de lo que marca la tradición, reemplaza El Cascanueces en el show de Navidad de la compañía del Reino Unido. Basado en la historia de un fabricante de juguetes que crea una hermosa muñeca de tamaño natural, este ballet es el regalo navideño perfecto, dice Marianela, quien baila con su partenaire habitual Vadim Muntagirov. "Técnicamente es muy difícil. Con Swanilda, estás en el escenario todo el tiempo. Es un personaje enérgico, luchador e interactúa con todos. Es agotador".

Marianela se siente como en casa sobre el escenario del Royal Opera House después de una brillante carrera de veinte años. "Me encanta este lugar", dice. En la foto, ensayando Coppélia con Vadim Muntagirov
Marianela se siente como en casa sobre el escenario del Royal Opera House después de una brillante carrera de veinte años. "Me encanta este lugar", dice. En la foto, ensayando Coppélia con Vadim Muntagirov Fuente: HOLA - Crédito: Joel Anderson

ESPÍRITU ADOLESCENTE

Niña prodigio que inició su carrera profesional a los 14 años, Marianela bailó todos los ballets clásicos, desde El lago de los cisnes a Giselle y desde Romeo y Julieta a Manon. ¿Su favorito? "No podría elegir uno". Ella viaja regularmente por el mundo como artista invitada en otras compañías. "Estoy viviendo un sueño", dice. El año pasado, Marianela celebró sus veinte años en el Royal Ballet con una actuación de Giselle que terminó con una lluvia de flores y las palabras del director Kevin O'Hare, quien la describió como "una de los grandes de su generación". Ella tiene ese discurso enmarcado en su camarín. "Fue muy emotivo -asegura-. Amo mucho este lugar".

La primera bailarina está en su apogeo en una carrera impresionante, que a menudo puede ser corta y plagada de lesiones. Pero ella está bailando mejor que nunca a sus 37 años. ¿Cómo lo hace? "Mi osteópata me conoce desde hace aproximadamente veinte años y recientemente me dijo: '¿Sabés qué? Te volvés más fuerte a medida que pasan los años'. Probablemente tenga que agradecer a mis padres y en algo que está allá arriba", dice mirando hacia el cielo. "Pero al mismo tiempo no lo tomo como algo natural, así que realmente me cuido mucho. Y tengo la suerte de que nunca he tenido una gran lesión", agrega, mientras toca la mesa de madera en busca de buena suerte. "Hago todo lo posible para mantenerme fuerte". Eso incluye una clase diaria de Pilates y clases de baile regulares antes de los ensayos.

Marianela, lista para bailar mientras termina de ponerse sus zapatillas de punta.
Marianela, lista para bailar mientras termina de ponerse sus zapatillas de punta. Fuente: HOLA - Crédito: Joel Anderson

Últimos retoques de pelo y maquillaje.
Últimos retoques de pelo y maquillaje. Fuente: HOLA - Crédito: Joel Anderson

SALIR AL MUNDO

Lejos del escenario, Marianela está comprometida con el ex bailarín argentino Alejandro Parente, con quien lleva cuatro años. Anteriormente estuvo casada con la ex estrella del Royal Ballet Thiago Soares. Alejandro se dedica a dar clases alrededor del mundo y la pareja, que aún no ha fijado una fecha para su boda, intenta no pasar más de seis semanas separada. "Estoy con una valija todo el tiempo, estoy en constante viaje", afirma. Marianela y Alejandro bailaron juntos cuando ella tenía sólo 14 años. En ese momento, Alejandro, quien es diez años mayor, ya era una estrella reconocida en Argentina. "Lo recuerdo como si fuera hoy".

Su talento fue descubierto tempranamente. Rodeada por tres hermanos mayores, su madre la mandó a clases de ballet a los 3 años. "Ella dijo: 'Suficiente fútbol, ¡andá!'", cuenta Marianela. "Me acuerdo de haberlo tomado muy en serio y les decía a todos lo que tenían que hacer". A los 6 comenzó en la Escuela de Ballet del Teatro Colón y a los 14, se unió a la compañía. Un año más tarde voló a Los Ángeles para audicionar en el Royal Ballet, que estaba de gira en Estados Unidos. "Mis padres me dijeron: '¿Querés la fiesta de 15 o viajar para la audición?'. No lo pensé dos veces, volé a Los Ángeles con mi madre, audicioné con quien era entonces el director, Sir Anthony Dowell, y me contrató. Cuando empezamos a hacer los papeleos nos dimos cuenta de que no podía trabajar en Europa porque era menor de edad". Entonces se decidió que debía unirse al Royal Escuela de Ballet recién cuando cumpliera los 16. Dos meses después de la audición, Marianela se mudó a Londres. "Fue difícil, pero había muchos otros chicos de América y Australia en mi situación y vivíamos todos juntos. Pero cuando me uní a la compañía tuve que mudarme, encontrar mi propio lugar y abrir una cuenta bancaria. Tenía sólo 16, estaba aprendiendo el idioma y fue abrumador. ¡De repente tuve que crecer! Estaba muy triste, lloré mucho y en ese tiempo no había internet, ni WhatsApp. Era pleno invierno en Londres y yo estaba en una cabina telefónica con mis moneditas gritando '¡Mami!'". A la distancia aprecia lo "increíble y generosos" que fueron sus padres por dejarla ir a Londres.

Sonriente, rumbo al ensayo. En 2020, hará La bella durmiente, Onegin y El lago de los cisnes
Sonriente, rumbo al ensayo. En 2020, hará La bella durmiente, Onegin y El lago de los cisnes Fuente: HOLA - Crédito: Joel Anderson

SER MADRE, SU GRAN SUEÑO

¿Cómo hace y mantiene amistades en un lugar de trabajo tan competitivo? "No digo que no sea competitivo, pero también es un ambiente muy amigable", insiste. "Por supuesto que todos quieren hacer lo mejor que pueden, pero eso hace que te esfuerces siempre un poco más. Además, no todos quieren ser bailarines principales".

A Marianela le gustaría formar una familia algún día: "Me encantaría tener al menos un hijo", y nombra a Darcey Bussell, una bailarina que supo combinar exitosamente una carrera con su rol de madre. "Pero ahora estoy viviendo un gran momento profesional, así que no estoy lista para fusionar las dos cosas, todavía no". ¿Cuándo cree que colgará las zapatillas de punta? "En veinte años", dice riendo, mientras se abriga para ir a ver a su osteópata. "Quiero extender mi carrera todo lo que pueda. Tal vez mi corazón dirá una cosa y mi cuerpo no me acompañe, pero mientras me diga 'sí', ¿por qué no?". Incansable, le espera por delante una temporada ocupada con La bella durmiente, Onegin y El lago de los cisnes durante el año que viene.

La argentina es conocida por su fuerza y versatilidad en el escenario como así también por su sonrisa deslumbrante y su sentido de la diversión al bailar. "Después de veinte años es algo que no podría estar fingiendo", dice entre risas.
La argentina es conocida por su fuerza y versatilidad en el escenario como así también por su sonrisa deslumbrante y su sentido de la diversión al bailar. "Después de veinte años es algo que no podría estar fingiendo", dice entre risas. Fuente: HOLA - Crédito: Joel Anderson

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.