Mariela Fernández, recuperada, vuelve de a poco a su rutina: "Gracias a todos por el cariño y el apoyo"

Mariela Fernández junto a su hija agradeció el apoyo de la gente
Mariela Fernández junto a su hija agradeció el apoyo de la gente
Liliana Podestá
(0)
16 de agosto de 2019  • 12:50

Su papá, Carlos, murió en 2017 y ella transitó los primeros meses sin él como pudo, pero terminó sumida en una depresión que la llevó a internarse y a tomarse un tiempo para recuperarse. Luego de un tiempo alejada de todo siguió su rehabilitación en su casa. Ahora, de a poco, Mariela Fernández está retomando su vida cotidiana y su trabajo.

Esta semana llamó la atención desde las redes sociales, después de casi nueve meses de silencio virtual. Además de hacer un vivo en Instagran junto a su hija Martina, compartió varias fotos con ella y escribió: "Que lo que tenga que pasar, pase contigo. Gracias a todos por el cariño y el apoyo que me brindaron durante todo este tiempo. ¡Gracias por estar!"

Por ahora -y por consejo médico-, Fernández no quiere dar notas. La periodista quiere hacer su vuelta al trabajo lo más tranquila y paulatina posible, pero según puedo saber LA NACION está de muy buen humor y con ganas de retomar su vida. El martes próximo regresará a trabajar en C5N, pero no estará en pantalla sino que ayudará a la producción del canal y, además, generará contenido para las redes sociales.

La periodista ya tiene el alta definitiva de su tratamiento psicológico, pero de todas maneras quiere hacer bien los deberes y seguir cada consejo médico respecto de su vuelta a la vida pública. Si bien sabe que llamó la atención de la gente con sus posteos en las redes sociales, no quiere subirse aún a la marea mediática. Y es que Mariela es una periodista muy querida por los colegas y por la gente.

Un dolor que la superó

Mariela Fernández y un golpe emocional muy duro
Mariela Fernández y un golpe emocional muy duro Fuente: LA NACION - Crédito: PATRICIO PIDAL/AFV

Antes de decidir internarse, la periodista había sido muy sincera respecto del gran dolor que había sufrido por la muerte de su padre, aunque en un principio pensó que lo iba a poder manejar el tiempo le demostró que necesitaba más ayuda. Si bien estaba pasando por un muy buen momento laboral, sintió que debía parar y renunció a varios compromisos, entre ellos a TVR por C5N, a Cortá por Lozano, por Telefe, y al ciclo de FM 100 No está todo dicho. Y sólo se quedó con la conducción de Mañanas argentinas, aunque finalmente también pidió licencia en C5N.

Ella misma decidió internarse en un neuropsiquiátrico porque estaba sumida en una profunda depresión. En enero pasado salió de la internación y continuó con el tratamiento de forma ambulatoria hasta hace algunas semanas, que le dieron el alta definitiva.

"Jamás pensé que la muerte de un padre me iba a generar tanto dolor. Me parece que trágica es la muerte de un hijo y no me quiero imaginar lo que debe sentir la gente que pasa por eso porque es algo contra natura, pero la verdad es que a mí me tocó esta historia. Me partió al medio", había dicho previamente a su internación. Y luego había señalado: "Decidí dar un paso al costado porque necesitaba recuperarme y no podía hacerlo trabajando. Yo tengo mucha alegría y me gusta transmitirla cuando trabajo, y si no tengo esa autenticidad, me parece que no lo vale".

Hoy Mariela está muy bien, contenida por su familia, con muchas ganas de volver a trabajar pero de a poquito. Tal cual como le dijeron los médicos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.