Murió el actor Edgardo Nieva, quien interpretó a Gatica en el cine

Edgardo Nieva murió a los 69 años
Edgardo Nieva murió a los 69 años Crédito: Incaa
(0)
31 de agosto de 2020  • 14:55

El actor Edgardo Nieva murió a los 69 años, luego de luchar varios años contra el cáncer. En las últimas semanas estuvo internado en la Fundación Favaloro para su tratamiento, según pudo confirmar LA NACION.

Uno de los primeros en confirmar la noticia fue el productor de teatro Carlos Rottemberg, a través de su cuenta de Twitter Multitabaris/Multiteatro Comafi: "Desde esta casa teatral despedimos con los mejores recuerdos de nuestro diálogo permanente al amigo Edgardo Nieva, un actor luchador y consecuente".

Nieva se había hecho famoso al interpretar al boxeador José María Gatica en el film de Leonardo Favio Gatica, el Mono (1993) pero su carrera principalmente la había desarrollado en el teatro, en donde participó de obras como La demolición, El dragón de fuego, Orquesta de señoritas, La empresa perdona un momento de locura, El nuevo mundo, Muero por ella, Esquirlas y Un tranvía llamado Deseo.

El actor, que estaba casado con la actriz Silvana Espada, nació el 19 de marzo de 1951 en Buenos Aires. En un reportaje publicado en el periódico El Barrio narraba su infancia en una pensión de Callao y Corrientes. Su madre era concertista de piano y su padre mozo del mítico bar Ramos. En aquellos tiempos, la heladera de la familia era el pasillo de la pensión. Desde chico hizo de todo: desde vender fotocopiadoras hasta calzarse el traje de visitador médico. Ya más grande estudió Ciencias Económicas hasta que a los 23 años, dijo basta. Lo suyo, lo presentía, era la actuación. No fue fácil. Enterado del cambio de ruta, su padre lo echó de la casa. Pero, claro, Nieva siempre fue un luchador.

Nieva en Gatica el Mono.
Nieva en Gatica el Mono. Fuente: Archivo

Con los años fue su padre quien lo convenció de filmar la vida de Gatica aunque, hasta ese momento, nunca había estado frente a una cámara de cine. Para ese papel empezó a hacer guantes y, cuando el guion estuvo listo, llamó al director de Nazareno Cruz y el lobo, que terminó aceptando el desafío de dirigirla. Gatica fue un éxito rotundo de público y de crítica. La repercusión del film cruzó las fronteras: Nieva tuvo una charla telefónica con Roberto De Niro sobre los desafíos de interpretar a boxeadores en la pantalla grande. "Tu trabajo es extraordinario. Ustedes se pegaban en serio: a mí, las trompadas me pasaban a veinte centímetros", lo elogió el actor, en referencia a Toro salvaje. Pero desde que compuso a aquel boxeador no volvió a toparse con un personaje de similares quilates. Después de ser el chofer de Isabel Sarli en La dama regresa, de Jorge Polaco, decidió apuntar al teatro. "Mi próximo trabajo tiene que ser tan fuerte en intensidad dramática como lo fue Gatica", pensó en aquel momento Nieva, quien estuvo en pareja durante años con la actriz Betiana Blum.

En 1997 estrenó en el Teatro Cervantes la obra El dragón de fuego, donde componía a un discapacitado mental. Como supo hacer cuando recreó a Gatica, para lo que se sometió a varias cirugías estéticas, para meterse en este personaje tomó contacto durante tres meses con personas que vivían con discapacidades neurológicas. En 2018 tuvo una participación en la miniserie de Polka El lobista, que marcó su vuelta a la pantalla chica.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.