Nuria Am: "Mi límite es trabajar con alguien que no me parezca serio"

Nuria Am, todo terrero, tanto en radio como en televisión
Nuria Am, todo terrero, tanto en radio como en televisión Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Spivacow / AFV
Pablo Montagna
(0)
3 de agosto de 2019  • 00:23

Conductora de televisión, locutora de radio y periodista. Tiene 43 años y 25 en la profesión. Pasó por diferentes medios -radio y televisión-, estuvo acreditada en la Casa de Gobierno durante varios años y nunca dudó en cambiar para seguir creciendo. Actualmente Nuria Am forma parte de la flamante CNN Radio Argentina AM 950 por partida doble: conduce Al Fin y Al Cabo con Adrián Puente y es columnista en Digamos todo. Y los domingos está al frente de Muy de Minas por La Once Diez AM 1110 . Además tiene entre manos otro proyecto laboral con el que está a horas de debutar en la pantalla chica: Laboratorio electoral (elnueve), un programa político de 11 envíos, que arranca hoy, a las 23, pensado para este año electoral.

Nuria Am parece tener tiempo para todo o hacer que las horas del día se multipliquen para también seguir de cerca a sus tres hijos, sin descuidar nada. Y en medio de su trajín diario se da tiempo además para charlar con LA NACION.

-Estás por estrenar un programa en un canal de aire, en un año político y, además, como conductora, ¿cómo te encuentra este desafío?

-Estoy feliz de conducir un ciclo en medio de la campaña electoral.

-¿De qué se trata Laboratorio electoral?

-Es un programa sobre estrategias electorales. No tiene que ver con una campaña o con propuestas de campaña. No va a ser un programa como el resto de los programas políticos, no tiene que ver con gestión. Tiene que ver con analizar las estrategias que están llevando adelante los políticos durante el proceso electoral, ya sea ahora para las PASO o después para las generales y frente a un eventual ballotage. Sí tiene que ver con el análisis de las encuestas, y probablemente haya invitados, pero siempre teniendo como eje el análisis y el desglose de la estrategia electoral de los candidatos.

-Si bien sos periodista política, esta es tu primera experiencia en televisión como conductora de un un programa político, ¿qué expectativa tenés?

-Expectativa todas. Es un año electoral, es un canal de televisión abierta y un horario en que no hay otra cosa de esta naturaleza. Tampoco hay una cosa así en la tele de hoy. Es un formato original, vamos a hablar de fake news, por ejemplo, y como creció este fenómeno. Vamos a intentar aportarle algo nuevo a los programas políticos que ya existen. Queremos algo distinto.

-¿Cómo ves la TV? ¿Vas a estar pendiente del rating?

-Sí, obvio. En televisión de aire estás pendiente de eso y apuntás a ganar con eso. Me parece que es un buen horario para un año electoral y el público que no tiene eso hoy en la tele porque Mirtha [Legrand] y PH apuntan a otra cosa. Este es un programa de intercambio, de debate y de discusión. Yo me acuerdo que cuando yo era chica mirar la tele los sábados a la noche era raro, pero hoy es un re plan. La gente mira tele los sábados a la noche. Y este programa les va a ofrecer algo a esa hora que les va a aportar para poder tomar una decisión y elegir a quién quieran para las próximas elecciones.

-¿Y en qué se diferencian con los otros programas políticos?

-Este tiene que ver con el análisis de las estrategias de los candidatos. Por qué se hace lo que se hace en cada uno de los momentos de la campaña. También analizaremos las encuestas, más allá de que creamos o no en los resultados. Es un programa de análisis, de debate e intercambio de ideas y tendrá entrevistas y un equipo muy prestigioso que yo voy a tener el honor de conducir.

-Más allá de que participaste en programas de la tele de aire, pasaste por El Diario de Mariana e Intratables, ¿sentís que este ciclo puede ser un trampolín para cosas nuevas?

-Me parece que la pantalla siempre hace bien, en tanto y en cuanto uno esté convencido de lo que hace, con un buen proyecto y un buen equipo, de ese modo siempre me parece que la pantalla suma y ayuda. Yo hoy estoy pensando en esto, arrancando esto y no podría estar pensando en lo que voy a lograr por esto. La verdad es que hoy disfruto esto. Estoy en un muy buen presente haciendo radio todos los días y ahora con un programa de TV político, en este año electoral.

"Me encanta trabajar en equipo, trabajar en dupla"
"Me encanta trabajar en equipo, trabajar en dupla" Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Spivacow / AFV

-Siempre fuiste buena compañera, columnista, conductora, mucha gente recuerda tus duplas con Marcelo Bonelli y Tato Young y hoy trabajás con Adrián Puente en CNN Radio...

-Me parece que cuando te tocan buenos grupos tenés un muy buen porcentaje del trabajo facilitado. No es algo que me vuelva loca, yo no soy yo, no me obnubila para nada ser yo y el resto. Me encanta trabajar en equipo, trabajar en dupla. Yo hago periodismo siempre, sea como coconductora, columnista, guionista o conduciendo sola.

-Se te ve una mujer muy plantada, con carácter. Lo que se aprende en la calle en el periodismo no te lo da nadie, ¿volverías a ser cronista si las circunstancias de la vida te llevan a eso o es una etapa cerrada?

-Sí, para mí la calle es esto, estar donde pasan las cosas. Me gustaría hacer en la calle... lo que a mí me gusta hacer. Haberme dedicado un tiempo a hacer eso me dio como un background de muchas cosas, después me pude especializar.

-También formaste parte de diferentes paneles de TV. ¿Qué opinas de este rol que está tan difundido en la pantalla chica, el panelismo?

-Panelismo... Decir panelismo no sé si me copa tanto. Me parece que son periodistas, que uno tiene que estar preparado para sentarse ahí y ocupar un lugar. Si te lo tomás en serio, tenés que tener una mirada de todos los temas. Me da la sensación que en el programa de Mariana (Fabbiani) sí podés aportar desde la información, en cambio en Intratables tenés que tomar una postura. Una cosa es dar una opinión y otra cosa es militar una opinión. Yo no estoy de acuerdo con el periodismo militante, ni de un lado ni del otro.

-¿Te ha tocado alguna situación incómoda en Intratables? ¿Alguna vez confrontaste con Diego Brancatelli?

-Sí, yo trato primero de no ser agresiva, hoy vende cuanto más levantás la voz o cuanto más enfrentás al otro. Lo políticamente correcto parece que no vende, esperar que tu compañero termine de hablar... Hay gente que elegirá un periodista que confronte con lo que tiene que confrontar, no salir a pelearte con tus compañeros por una opinión distinta, sino entramos en la grieta que tanto pregonamos y queremos cerrar.

-¿A qué programa le dirías que no? ¿ Cuáles son tus límites entonces, que dirías acá yo no trabajo, acá no me meto?

-Si es un tema de salud, primero iría a la fuente y si me piden por favor no contarlo, lo respeto. Si es un Presidente es un tema de estado. Soy respetuosa. Mi límite es trabajar con alguien que no me parezca serio, que yo sepa que vive de operaciones políticas, que me exija a mí pasar mi raya de la honestidad.

Una voz femenina detrás del micrófono

"Yo no estoy de acuerdo con el periodismo militante, ni de un lado ni del otro"
"Yo no estoy de acuerdo con el periodismo militante, ni de un lado ni del otro" Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Spivacow / AFV

-¿Ser mujer en el medio le es más difícil?

-Sí, le es más difícil a la mujer llegar y permanecer aunque ahora están más fáciles las cosas de cuando yo empecé a trabajar. Es abrirte camino a los codazos. Y aún no está equilibrado, a la mujer le sigue costando más, como que todo lo tenés que validar a diferencia del hombre. No es tan fácil para una mujer hablar de igual a igual. Siempre estás mirada con otra lupa. Yo estoy muy agradecida con todos los que me dieron la oportunidad de hacerlo.

-¿Qué significa para vos ser una de las pocas mujeres que se sumó desde el inicio a la radio de la CNN en Argentina?

-Estar en el inicio de una radio es algo que me toca vivir por primera vez. Una radio con una marca tan importante y en un año electoral, que una empresa periodística abra las puertas con esta situación de crisis, es toda una novedad, sobre todo como están los medios de comunicación en la Argentina. Es orgullo. Imagínate, decir que trabajo en CNN Radio es todo un orgullo. Y, además, apostamos al crecimiento de la radio, obviamente, con un equipo de colegas muy importante y con muy buena energía.

-¿Cómo llegaste a la radio? ¿Conocías que se venía el proyecto de CNN?

-Sí, claro. Alguno que te recomienda. Un día me llamaron y primero estaba la propuesta de los sábados a la mañana (7 a 10), pero al mismo tiempo sucede que estaba el espacio de lunes a viernes (21 a 0) por la noche y mi perfil también podía ir ahí, así que me consultaron para ver si me animaba a hacer los dos. Y la verdad que son dos cosas que me seducen mucho. Lo de lunes a viernes es un programa periodístico con un tono más relajado por el horario, con mucho análisis y el sábado es otro programa con otro ritmo y otra cosa.

-Y los domingos estás en La Once Diez... ¡no parás!

-Sí, el domingo medianoche hacemos Muy de minas con amigas, que es algo totalmente descontracturado, por fuera de la coyuntura. Es un programa de mujeres, pero no significa que sea solo para mujeres. Es un programa que invita a escuchar al que quiera enterarse de qué hablan tres mujeres.

-El que te quiera escuchar entonces lo puede hacer los siete días de la semana... ¿Te impresiona eso sumado a cómo está el medio y cómo están las mujeres en la radio?

-La verdad es que estoy agradecida de tener la posibilidad. Soy muy laburadora, es parte de mí. Sí soy consciente de lo que es tener trabajo hoy en la Argentina de lo que te guste y siempre y el tema de ser mujer y hacer lo que hago... No sé si hay poca presencia femenina en el medio, tal vez sí hay pocas mujeres que hablen de política en los medios. Por eso soy agradecida de poder hacerlo, no porque no haya sino tal vez porque no son buscadas. Las hay, pero a veces los medios optan más por poner hombres que hablen de política. Además hablar de política en un momento que es delicado... A veces pareciera que vende más la polarización hasta en el mensaje, ¿no? Nosotros queremos mostrar las dos partes de un mismo vaso. La base del periodismo está... a mí me molesta que me digan lo que tengo que decir.

-¿Te lo han pedido alguna vez?

-No. Nunca recibí el decís esto o esto no lo decís. Mirá que trabajé mucho tiempo, estoy acreditada en la Casa Rosada y estoy acreditada en el Ministerio de Economía. Trabajé con importantes figuras en la radio y nunca sentí el esto no lo preguntás. Con cualquier empresa vos sabés dónde estás y sabés que determinadas cuestiones no las vas a trasgredir, si sabés que las vas a trasgredir te vas, si no estás de acuerdo te vas. El periodista tiene que saber mirar y observar para poder ver lo que pasa a su alrededor y no estarse mirando siempre el ombligo. Escuchar más que lo que se habla, es esencial para poder hacer nuestro trabajo bien. Tener la posibilidad de entrevistar gente y que el que está en su casa desearía un montón poder hablar y hacerle preguntas, entonces el recordar al otro te permite que no te envuelvan con los relatos que tienen todos los sectores de la política.

A mí me molesta que me digan lo que tengo que decir

-¿Cuándo te fuiste de radio Mitre pensaste que iba a ser más difícil volver a trabajar? En el sentido que te fuiste de un medio grande...

-No, la verdad no. Mitre me dio mucho, periodística y profesionalmente. Me formó un 80 por ciento, yo aprendí ahí y crecí. Quiero a esa radio muchísimo, me dio un nombre y una marca. A pesar que hice televisión, hay más gente que me ubica por los años que estuve en Mitre. No me dio miedo, pero sí en algún momento sentís esa abstinencia, sobre todo porque yo en Mitre estaba donde pasaban las cosas y me gustaba estar en ese lugar. Cuando me voy de la radio después de 17 años, tenía tres hijos muy chicos y me fui para hacer otras cosas, pero sí sentí esa abstinencia. Había elecciones y yo no estaba y pensaba : "Yo quiero estar ahí". Pero quería hacer otras cosas también.

-Siempre admiraste a Magdalena Ruiz Guiñazú y un día lograste trabajar con ella. ¿Cómo fue esa experiencia de pasar de admirar a alguien y a trabajar después con esa persona?

-A Magdalena la quiero mucho. Yo hacía suplencias con Bonelli en el programa de ella cuando ella se iba de vacaciones. Es una mujer muy generosa en lo profesional y además es admirable como persona. Creo que como mujer de la televisión fue una de las que primero logró salir de ese techo de cristal de la TV. La primera vez que me senté en el estudio de ella no lo podía creer. Fue fuerte. Sí, la verdad es que estoy contenta y orgullosa. Uno hace mucho por llegar a cumplir lo que desea y hay una parte que se te da y otra que no depende de uno.

-¿Crees que la radio va a desaparecer?

-No, me parece que esta cosa multimedia hace que hoy tengas que aprender a trabajar permanentemente. Yo hace muchos años que trabajo en el medio y aprendo constantemente. Hoy tenés la tele, la radio, la gráfica, los medios digitales, las redes, entonces estás aprendiendo constantemente. No es que una plataforma reemplaza a la otra tenés que tratar de estar en todo. Es así. Tenés que tratar de ser un multimedia andante para atender todos los frentes porque si no te pasan por arriba.

Los primeros pasos

-¿Cómo empezaste?

-Empecé trabajando en radios que no se escuchaban mucho, como todos, en radios muy chiquitas y después -creo que cuando tenía 19-, me entero que se estaba por abrir una radio y que estaba Daniel Hadad detrás de eso y fue la previa de Radio 10 en FM, lo que se llamó News y hoy es Mega 98.3. En ese momento yo estaba cursando todavía, estudiaba periodismo en la UCA a la noche y estudiaba locución en el ISER a la mañana. Fui y presente un currículum. Me llamaron y tuvimos una entrevista. Yo recién arrancaba, lo más importante que había hecho era una pasantía en Para Ti. Después supe me llamaron porque se dio que habíamos ido al mismo colegio secundario [con el que la entrevistó] y en su momento era un colegio solo de hombres, después se hizo mixto, y él quería ver cómo era una mujer del colegio Marianista.

Tenés que tratar de ser un multimedia andante para atender todos los frentes porque si no te pasan por arriba""

-¿Cómo fue esa primera experiencia?

-Ahí entré directamente a hacer móviles en los programas de la tarde. Con Hadad hablaba porque era el director periodístico de la radio y dueño. Luego, terminé el ISER y me fui a un casting en Mitre y al tiempo me llamaron, era un contrato por tres meses. Antes de eso yo seguía trabajando los fines de semana en una radio en Lomas y otra en Ramos. Yo me había hecho como una agendita y una lista de gerentes de radios, jefes de servicios informativos y gerentes de noticias y llamaba directamente a las radios y me presentaba en el conmutador y pedía con tanta seguridad que me pasaban. A veces llegaba a las personas que quería y otras veces no.

Mitre era un medio que siempre se había escuchado en mi casa, yo iba al colegio escuchando a Magdalena (Ruiz Guiñazú), y yo iba a poder decir las noticias ahí, en Mitre Informa Primero, de lunes a sábado a la mañana. Aprendí mucho en esos tres meses y cuando llegaba el final y la incertidumbre de si seguiría me quedé 17 años.

-¿Tuviste alguna situación incómoda en este trabajo?

-Sí, tuve pero nunca pasaron de incómodas y la verdad que por suerte no me acorralaron esas situaciones, supe salir para delante de una forma u otra o pidiendo ayuda a un jefe o yéndome. Nunca me sentí mal por eso. Me parece que trabajar con gente insegura es muy complicado y ahí se mezclan un montón de cosas, asi que das un paso al costado y ya está. También tuve la suerte de poder salir de la situación, no me refiero a acoso sexual, también hay acoso laboral, pero tuve la suerte que alguien me escuchara y de sentirme respaldada. Sí entiendo y acompaño a las mujeres que tal vez la pasaron peor y conocimos mucho en este último tiempo. Es como visibilizar cosas que se daban por hecho y la mujer se lo tenía que bancar y a mí me parece bien que no sea así.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.