Roberto Piazza: "Fui violado por mi hermano de los 6 a los 17 y mi familia sabía"

Fuente: Archivo - Crédito: Fuente: Instagram de Roberto Piazza
(0)
6 de julio de 2019  • 23:58

Roberto Piazza siempre ha sido muy transparente a la hora de hablar de los abusos que sufrió de chico. Invitado a PH: Podemos Hablar, el diseñador se animó a contar qué fue lo que aprendió del dolor, pregunta que lo llevó a revivir su dura historia familiar.

"Lo que aprendí del dolor es a perdonar a los que me destrozaron el alma de chico. Yo fui violado y abusado desde los 6 hasta los 17 años por mi hermano, y toda la familia lo sabía", explicó ante la atenta mirada del resto de los invitados. "Mi vieja, a la que sigo adorando, lo sabía, mi padre lo sabía, toda la familia sabía, el 90% estaba al tanto".

El diseñador explicó que, aunque se lo ve bien, el trauma lo acompañará siempre. "Si vos fuiste violado de niño, no se puede vivir muy fácilmente. Yo soy un tipo muy exitoso en mi profesión, pero todas las noches me tomo mi ansiolítico porque tengo sueños terribles", contó.

"Primero sos un nene de seis años al que su hermano mayor viola , después viene el bullying, la familia, las escuelas, el crecimiento, la adolescencia, la adultez y todo lo demás", agregó. "Pasé toda mi vida con psicólogos, psiquiatras y pastillas, pero me levanto todos los días, saco un alma nueva, me la pongo, sacudo el agua como el pato y voy a la aventura"

Una de las cuestiones que más lo ayudo a superar el pasado fue su capacidad de perdonar. "Aprendí a perdonar a mi vieja, porque ella hizo lo que pudo. Murió a los 72 años solo por callar, vino a mi casa en Buenos Aires a morir. Jamás hablé de esto con ella, jamás pude hablar con ella de nada. Me da pena que se haya ido tan temprano", confesó a corazón abierto. "A mi papá lo respeto, un tipo divino, ya murió también".

De todos modos, el tono cambió cuando se refirió a su hermano, quien estuvo preso. "Murieron todos en mi familia, menos mi hermano, el violador, que sigue vivo y no se como no se murió", disparó. Y agregó: "Yo lo hice meter preso seis meses porque después siguió violando a su hijo", explicó. "Sabía que algo pasaba porque me lo contaron mis otros hermanos, pero nadie hacía nada. Un día me enteré que no solo lo violaba, sino que le pegaba y lo hacía autoflajelarase. Era una película de terror".

"Mi hermano, Ricardo Pezzone Piazza, es un psicópata terrible que tendría que estar encerrado de por vida", resaltó el diseñador antes de contar cómo fue el momento en que su sobrino le contó todo lo que vivía. "Lo llamé un 31 de diciembre y estuve hablando tres horas por teléfono. Ahí el pibe vomitó todo. Tenía 24 añitos en ese momento y lo entusiasmé para que denuncie. Le dije que lo iba a ayudar y me fui a Santa Fe con mi pareja, ahí pude lograr que lo separen de la familia, porque tiene dos hijas con la primer mujer y tres con la segunda. A sus mujeres también las golpeaba y las quemaba con cigarrillo".

Los jueces decidieron meter preso al hermano de Piazza, pero por falta de pruebas salió libre a los pocos meses. "Tres jueces, uno que recibió coimas, uno que se borró y el otro que me enfrentó. ¿Qué pruebas querés? ¿Una foto? ¿Un video? Las violaciones se hacen en secreto en la oscuridad. Al pendejo lo enfrentaron con el padre como cinco veces, que fue lo peor".

Antes de culminar, el diseñador quiso enumerar las razones por las cuáles pudo sobrevivir a su historia. "Mi terapia va a ser eterna, pero sobrevivo gracias al perdón, gracias a Dios, gracias a mi pareja actual, y sobre todo, gracias a mi trabajo. Yo no puedo estar un segundo de mi vida sin hacer algo".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.