Sarah Hyland: la joven actriz de Modern Family que pasó por 16 cirugías por problemas de salud

Sarah Hyland tiene 29 años y sufrió problemas de salud desde que estaba en el vientre de su madre
Sarah Hyland tiene 29 años y sufrió problemas de salud desde que estaba en el vientre de su madre Fuente: Archivo
(0)
28 de julio de 2020  • 13:03

Sarah Hyland, la actriz que interpretó a Haley Dunphey en la famosa serie Modern Family, sufrió graves problemas de salud desde antes de nacer. Vivió su lucha en completo hermetismo hasta sus 27 años, cuando decidió abrirse y contar que incluso llegó a tener pensamientos suicidas porque sentía que "era una carga para su familia".

Actualmente tiene 29 años y pasó por un total de 16 cirugías, según contó ella misma en una entrevista con la revista Self. Hyland no quiso que se supiera que estaba enferma, y trabajó en la serie -que tuvo 11 temporadas- sin que trascendiera que incluso durante algunos días de rodaje tuvo que irse temprano para cumplir con sus sesiones de diálisis.

En enero del año pasado, la joven se sentó en el living de Ellen DeGeneres y reveló padece displasia renal, una enfermedad que ocurre cuando el riñón no se forma correctamente en el útero materno por múltiples quistes de diferentes tamaños que provocan malformaciones.

En el mismo programa contó que hace tres años tuvo que someterse por segunda vez a un trasplante de riñón. La primera vez había sido a principios del 2012, y el órgano se lo había donado su padre. Sin embargo, casi seis años después su cuerpo empezó a rechazar el riñón, y su lucha volvió a comenzar.

"Cuando alguien tan cercano te da una oportunidad de volver a vivir, y tu cuerpo lo rechaza, sientes que de alguna forma es tu culpa, aunque no lo sea", sentenció entre lágrimas. La segunda vez que tuvo que ser trasplantada fue su hermano quien le donó el riñón, y resultó compatible, pero la recuperación fue muy dolorosa.

El diagnóstico de la actriz es complejo: sufrió de cartílago metaplástico, ductus primitivos, quistes, endometriosis y una hernia abdominal. Todo esto, sumado al hecho de que el riñón no funcione correctamente, hacía que desarrollara otros problemas. Fue por eso que tuvo que pasar por cirugías unas 16 veces en menos de tres décadas.

La depresión: su peor enemiga

"Cuando llevás 27 años enferma, siempre cuidándote, haciendo que te cuiden, no podés evitar tener un sentimiento de indefensión. Cosas como esta pueden ser muy duras para una persona", reflexionó junto a DeGeneres.

Luego confesó que estuvo "muy cerca" de concretar pensamientos suicidas, porque después del segundo trasplante no quería "fallarle a su hermano". Su mayor temor era que su cuerpo rechace nuevamente el órgano, y sentía que no lo iba a resistir.

La clave para Hyland fue el abrirse con un amigo y contarle lo que le estaba ocurriendo. Después empezó a ir a terapia y finalmente pudo superar la depresión y los pensamientos sobre quitarse la vida: "Cuando decís en voz alta todo eso que pensás a escondidas, si tenés a alguien que te guíe, te darás cuenta de que son ridículas esas ideas, y que hay otro camino mejor".

El bulliying en las redes: otro obstáculo

Hasta el 2017 la actriz no quiso contarle al mundo lo que estaba padeciendo, y los usuarios notaron su pérdida de peso en su cuenta de Instagram y lejos de apoyarla o de preguntar si se sentía bien, la tildaron de "anoréxica".

Así fue como la protagonista de Mordern Family decidió hablar sobre su enfermedad, y dejar de lado su privacidad: "Mis circunstancias me han puesto en un punto en el que no puedo controlar cómo está mi cuerpo. Así que me esfuerzo muchísimo para estar lo más sana posible, como debería hacer todo el mundo; y no hay Photoshop: esas son mis piernas y esos son mis brazos".

"No es agradable mirarte al espejo y ver que todo lo que has trabajado duramente en el gimnasio se ha desvanecido o que tus piernas son del tamaño de tus brazos. Pero sé que cuando esto termine volveré a ser fuerte, esbelta y fabulosa", expresó.

En una extensa carta que publicó en su Twitter, Hyland confesó que había pasado los últimos meses en cama, descansando y recuperándose, y que por eso había perdido gran cantidad de masa muscular.

"Mi cara está hinchada por la medicación que me está salvando la vida. Los que han tomado prednisone [corticoides]: sé por lo que están pasando y los aplaudo por poder con ello, como yo estoy pudiendo", explicó en otro fragmento.

En el medio del caos, el amor

La primera cita de la actriz con su actual prometido, el actor Wells Adams, fue justo la misma semana que empezó a hacer sesiones de diálisis. Este particular detalle hizo que su relación comenzara de una forma intensa, ya que el joven decidió acompañarla a lo largo de todo el doloroso proceso.

"Me ha visto en mi peor momento, estuvo allí durante todo el tiempo. Todo esto hizo que nos volviéramos muy íntimos. Además, enamorarte de alguien cuando ni siquiera podés tener relaciones físicas es posible, aunque yo pensaba que no", reflexionó la actriz en aquel entonces.

Actualmente ambos transitan juntos la cuarentena, y fantasean con cómo será su boda cuando la pandemia de coronavirus no les impida concretar la gran celebración. "Tengo mucha más salud, estoy estable y muy agradecida a toda mi familia. El amor es lo más importante", escribió en una de sus publicaciones recientes.

La joven actriz se convirtió en una gran defensora de la autoestima, e incluso muestra con orgullo lo alguna vez consideró "los defectos" de su cuerpo, y todas las cicatrices de las cirugías. En este sentido, alienta a sus seguidores a aceptar todos los obstáculos que les ha puesto la vida como parte de la belleza natural.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.