Tras la frustrada venta, The Weinstein Company se declara a un paso de la bancarrota

A través de un comunicado, la productora de Harvey Weinstein anunció que iniciará "un proceso ordenado de insolvencia"
A través de un comunicado, la productora de Harvey Weinstein anunció que iniciará "un proceso ordenado de insolvencia" Fuente: AP
(0)
26 de febrero de 2018  • 09:20

Supo ser una de la productoras más prolíficas y exitosas, de esas capaces de cosechar decenas de premios Oscar, millones de dólares en la taquilla y de fichar a los actores y directores más requeridos para sus proyectos. Pero la impecable maquinaria detrás de The Weinstein Company escondía un oscuro secreto: el comportamiento perverso y sexualmente abusivo de uno de sus fundadores, Harvey Weinstein .

A partir de las denuncias que salieron a la luz partir de octubre pasado, la todopoderosa productora comenzó su descenso en espiral hacia un final previsible y poco feliz. Y el golpe de gracia lo dio un acuerdo de venta por 500 millones de dólares que terminó por derrumbarse y puso así a la compañía en jaque: a través de un comunicado, la empresa le hizo saber al mundo que se encuentra a un paso de declararse en bancarrota.

La ruptura de las negociaciones se produjo luego de que los ofertantes se negaran a desembolsar de inmediato el dinero para poder mantener a The Weinstein Company a flote. "Basándonos en los acontecimientos de la semana pasada, debemos concluir que su plan para comprar esta empresa era ilusorio y que solo conduciría a esta empresa hacia su desaparición en detrimento de todos los constituyentes", reza la carta difundida esta madrugada por distintos medios estadounidenses. "A pesar de sus declaraciones anteriores, es simplemente imposible evitar la conclusión de que no tiene intención de firmar un acuerdo, mucho menos mantener los activos ni los puestos de trabajo".

La venta estuvo a punto de ser anunciada hace dos semanas, pero el Fiscal General de Nueva York Eric Schneiderman intervino y presentó una demanda acusando a la compañía de permitir los abusos sexuales de Weinstein. Esa demanda complicó el trato, creando la posibilidad de un monitor externo u otras disposiciones intrusivas para los nuevos gerenciadores. Schneiderman también se opuso al plan de los inversores de contratar a David Glasser, director de operaciones de Weinstein, como director general.

"Aunque somos conscientes de que es un desenlace profundamente desafortunado para nuestros empleados, acreedores y cualquier víctima, a la junta directiva no le queda otra opción que buscar la única opción viable de maximizar el valor que le queda a la empresa: un proceso ordenado de insolvencia", señala el comunicado de The Weinstein Company.

Mientras tanto, tras ser denunciado ante la Justicia por acoso sexual por seis actrices -sumado a los dichos de más de 40 personalidades del espectáculo que contaron sobre sus traumáticas experiencias trabajando con él- Harvey Weinstein se encuentra concentrado en trazar una estrategia para su defensa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.