¿Una maldición? Qué pasó con los actores que ganaron el Martín Fierro revelación

Para algunos funcionó como una plataforma de despegue y otros desaparecieron de la tele un tiempo después de recibirlo
Para algunos funcionó como una plataforma de despegue y otros desaparecieron de la tele un tiempo después de recibirlo
(0)
6 de junio de 2019  • 10:32

En el imaginario colectivo ganar un premio revelación en alguna destacada ceremonia es un buen espaldarazo para construir una carrera exitosa. Sin embargo, no siempre esa premisa se cumple; al menos con el Martín Fierro . La categoría está presente desde la génesis del galardón, en 1959, y no todos lo que se hicieron con esa cotizada estatuilla lograron luego mantenerse en lo más alto de la escena radial o televisiva.

Frente a esta situación no son pocos lo que aseguran que el premio apaga de un soplido las aspiraciones de las pequeñas, medianas y grandes promesas. ¿Es así? ¿Hay una maldición? Para intentar llegar a una respuesta, qué mejor que hacer un repaso por el listado de los ganadores.

El primer ganador fue Luis Medina Castro, quien sí logró luego sostener una carrera estable y prolífica tanto en cine como en televisión y teatro. También fueron considerados revelación del año, en sucesivas entregas, actores de la talla de Osvaldo Pacheco, Atilio Martinelli, Selva Alemán , Federico Luppi , Beatriz Día Quiroga y Cecilia Rosetto.

Otros no tuvieron la misma suerte. Soledad Silveyra y Héctor Larrea , por ejemplo, estuvieron nominados en 1968, pero la estatuilla quedó en manos del Topo Gigio.

Niños, una musa y una actriz que cambió de rol

Esporádicamente, en esta categoría se reconoció, también, a los niños o adolescentes actores. Emilio Comte (1961), Andrea del Boca (1971), Marcelo Marcote (1973), Tini Stoessel (2012) son algunos de ellos. También sirvió de plataforma para proyectar a modelos, vedettes y músicos que hacían pie por primera vez en la tele (Zulma Faiad, en 1964; Osvaldo Piro, en 1967; Susana Giménez , en 1969).

Si bien hasta los años 80 muchos de los que se alzaron con el premio gozaron luego de exitosas carreras televisivas, no todos los vencedores que vinieron después lograron lo mismo. Luego de siete años en los que no se realizó la ceremonia, en 1987 resultó vencedora Noemí Frenkel, una de las actrices jóvenes más respetadas del momento.

Frenkel compartía cartel en el programa Fulanas y Menganas nada menos que con Marta Bianchi y Olga Zubarry. Además, el suyo ya era uno de los rostros emblemáticos del nuevo cine nacional; tanto, que muchos la consideraban la gran musa de Eliseo Subiela.

Si bien luego tuvo participaciones especiales en unitarios como Tratame bien, Los especiales de Telefe y Dónde estás amor de mi vida, y formó parte de varias telenovelas como Herederos de una venganza, Amor sagrado y Aliados -siempre desplegando sus grandes dotes interpretativas- contra todos los pronósticos, su carrera televisiva nunca logró despegar del todo. En el cine y en el teatro encontraría, por suerte, espacios en los que pudo y supo seguir demostrando su talento.

Al año siguiente, el Martín Fierro revelación quedó en manos de Carolina Papaleo . En ese entonces, con su voz chillona, su mirada inquisitiva y su cabello endemoniado, la hija de Irma Roy sabía cómo ponerle el cuerpo a personajes de adolescentes conflictivas y con carácter. Su participación en Vínculos 2, donde interpretaba a una chica con esas características, fue la que la llevó a ganar este premio.

Un par de años después, Papaleo se convertiría en Ana Oromí, la recordada heroína huérfana e injustamente condenada que enamoraba a Raúl Taibo en Una voz en el teléfono. La telenovela del gran Alberto Migré fue su único gran protagónico. De allí, pasó inmediatamente a encabezar el elenco de Esos que dicen amarse, junto a Taibo y Cristina Alberó. La telenovela, también escrita por Migré, no tuvo éxito y terminó confinada a la medianoche del viejo Canal 9.

A partir de allí, la presencia de Papaleo en la televisión fue cada vez más esporádica: abandonó por problemas personales El signo, entró a Por siempre Mujercitas cuando Paola Krum abandonó la tira; fue la contrafigura de Nancy Dupláa en Los Buscas de Siempre, y la convocó Enrique Estevanez para ponerle el cuerpo a la tercera en discordia en La ley del amor y Amor en custodia.

La actriz ahora ocupa un lugar como panelista en Incorrectas
La actriz ahora ocupa un lugar como panelista en Incorrectas

Hoy, la actriz comparte con Celina Rucci, Mica Viciconte, Silvina Luna, Carolina Lozada, Nora Cárpena y Stefy Xipolitakis el rol de panelista en Incorrectas, el magazine autoreferencial de Moria Casán que se emite por América.

Chau televisión

En 1989 la ganadora fue cantada: Juana Molina se venía luciendo como nadie en El Mundo de Antonio Gasalla, echando mano a una variopinta paleta de personajes tan extraños como reconocibles. Su brillo, de hecho, lograba opacar al gran protagonista del ciclo, pero si muchos consideraron que era imposible que la estatuilla no quedara en sus manos, otros creyeron "injusto" o "anacrónico" el reconocimiento. ¿Por qué? Porque Juana ya había hecho su auspicioso debut en La Noticia Rebelde un tiempo atrás. De todos modos, este sería apenas un ejemplo de un hecho que se haría costumbre en los miembros de Aptra: premiar como revelación a actores, conductores y periodistas que vienen trabajando -y luciéndose- en la tele o en la radio desde temporadas anteriores.

Más allá de las polémicas, lo cierto es que luego de ser galardonada, Juana pasó de formar parte del nutrido elenco del programa de Gasalla en ATC a tener su propio ciclo en la pantalla caliente de Canal 13. Juana y sus hermanas fue un éxito entre el público joven y hoy es considerado un programa de culto. Quizá haya ayudado a convertirlo en mito el hecho de que luego de él, Molina nunca más actuó en televisión. Dedicada desde entonces a la música, la hija de Chunchuna Villafañe y Horacio Molina no quiso tener nunca más nada que ver con la actuación.

Promesas, promesas, promesas

A principio de la última década del siglo XX, Peor es nada era el programa cómico argentino por excelencia y aunque él ya era un viejo conocido del público, recién en 1990 Horacio Fontova se quedó con el esperado premio. Al año siguiente, la galardonada fue su compañera de elenco, Ana Acosta.

Los dos regresarían a la tele -con participaciones especiales y destacadas- muchas veces. Y claro, los dos siguen siendo grandes referentes dentro del mundo de la comedia, pero nunca volverían a encabezar un elenco televisivo.

En los años siguientes resultarían vencedores Jorge Schubert y Araceli González , dos jóvenes actores que habían comenzado sus carreras años antes. También Fabián Polosecki, el recordado periodista que conducía El Otro lado, por ATC.

Schubert, que venía de participar de Zona de Riesgo y protagonizaría luego junto a Andrea Barbieri la comedia Uno + Uno, siguió actuando durante algún tiempo y luego desapareció de los medios argentinos. Araceli, a su vez, fue reconocida por su rol de Camila, la heroína muda que conquistaba el corazón de Gustavo Bermúdez en Nano. Después vendrían varios éxitos más: Carola Casini, Primicias, Amas de casa desesperadas, Guapas y Los ricos no piden permiso, entre otros.

Araceli venía de personificar a Pato en La Banda del Golden Rocket pero fue considerada Revelación recién por su desempeño en Nano
Araceli venía de personificar a Pato en La Banda del Golden Rocket pero fue considerada Revelación recién por su desempeño en Nano

Después llegaría el turno de Daniela Fernández (la simpática y multifacética co-conductora de Nico; toda una estrella en la tele de aquellos tiempos). Daniela terminó volviendo al teatro, que había sido el lugar en el que comenzó su carrera, para integrar los elencos de algunas de las puestas musicales más importantes. La siguiente "revelación" fue la primera surgida de ShowMatch: Toti Ciliberto, quien también ocupó un lugar importante en ciclos humorísticos durante varios años.

En 1997 ganó Marcelo Mazzarello por Naranja y media. En 1998, Marcela Kloosterboer -otra de las que había empezado su carrera varios años antes- por su entrañable y sufrida Jose, de Verano del 98. Marcela se convirtió, está claro, en una de las actrices más convocadas de su generación. Su tocayo también siguió trabajando en la televisión regularmente. Lo mismo ocurrió con el vencedor del año siguiente: Carlos Belloso, quien se alzó con la estatuilla por el recordado Vasquito de Campeones de la vida.

El nuevo milenio

La lista de ganadores del último milenio incluye a intérpretes que siguen ocupando un lugar de privilegio en la tele ( Griselda y Leticia Siciliani , Violeta Urtizberea -a 11 años de haber debutado en la pantalla chica-, Martina Gusmán , Fredy Villarreal ) y otros con recorridos más fluctuantes (Diego Alonso, Lola Berthet, Diego Reinhold , Paula Kohan , Juan Pablo Geretto , Dan Breitman ). ¿Existe, entonces, esa "maldición" a la que muchos se refieren? Para desempatar, quizá, habrá que esperar a ver qué pasa con el ganador de este año.

A partir de las 19, desde LA NACION seguiremos el minuto a minuto de la alfombra roja de la ceremonia de premios de los Martín Fierro, así como todo lo que pase durante la entrega.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.