45 Revoluciones: cuando "la nueva ola" chocó con el franquismo

45 Revoluciones
45 Revoluciones
Paula Vázquez Prieto
(0)
22 de agosto de 2019  • 13:23

45 Revoluciones (España, 2019). Creadores: Ramón Campos, Gema R. Neira. Elenco: Carlos Cuevas, Guiomar Puerta, Iván Marcos, Israel Elejalde, Diana Gómez, Luis Larrodera, Eudald Font. Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: buena.

En pleno apogeo de las biopics musicales, la tentación de contar la historia de un imaginario sello discográfico que rompió la monotonía musical de la España franquista a comienzos de los 60 se hacía demasiado atractiva. 45 revoluciones es eso: el surgimiento de Futura, una dependencia de Golden Records que descubrió ese rock incipiente que sacudía a la juventud española pese al estricto control del régimen y la pereza de los empresarios de la industria musical.

"Estás en España -le dice Guillermo Rojas (Iván Marcos) a su flamante asistente Maribel (Guiomar Puerta)-. Llegamos tarde a todo en los últimos veinte años, y nunca pasa nada". Esa convivencia entre una sociedad regida por tradiciones y conservadurismo y una juventud que pugna por cambiar las reglas, aunque sea desde los márgenes, es la que define a los personajes. Guillermo batalla con su alcoholismo y una vida de amores y sueños perdidos entre el fracaso y la autocompasión, Maribel descubre la pasión por la música y el ardor de una vida diferente mientras define su casamiento y enfrenta a su familia, y el joven Robert Aguirre (Carlos Cuevas) aspira a un futuro como estrella mientras las sombras de su pasado llegan para recordarle su destino.

Si bien la coartada de inspirarse en hechos reales le permite aspirar a un retrato posible de la España de aquellos tiempos, lo mejor de 45 revoluciones está en la celebración del artificio. Pantalla partida, montaje vertiginoso, uso de canciones pegadizas y el ensayo de un ritmo narrativo que privilegia el espíritu musical por sobre la precisión del relato. Quizás por ello no le fue nada bien en su estreno en Antena 3 -ya se habla del mayor fracaso de la TV privada- y peligra su continuación en una segunda temporada. Una pena porque es mucho más imprevisible que otras ficciones de esa cadena (en coproducción con Bambú), y si bien se recuesta en las mieles del romance y no consigue elevar la vara de las interpretaciones musicales, sí se decide a celebrar una época de nuevos aires frente a un horizonte nada prometedor.

45 Revoluciones
45 Revoluciones

Las referencias a la vieja España, representada en el obtuso director de Golden Records que celebra la música de charanga y pandereta, colisionan con una movida que irrumpe desde el Bar Ondas y la nueva Futura, donde se combinan las baladas de moda con el rock bailable, los ecos que llegaban de la Argentina de Sandro con los hits de Chuck Berry, la rebeldía con la renovada ambición de un mundo diferente. Por ello la estética pop que la serie asume como guiño se nutre tanto de la televisión de los 60 que Almodóvar burlaba en su primer cine, como en las nuevas odas musicales que evocan aquel tiempo desde la mágica idealización.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.