Netflix: El apocalipsis zombi está vivo en la Corea del siglo XV

Kingdom propone algunas efectivas adiciones a la metáfora todoterreno de los muertos vivos
Kingdom propone algunas efectivas adiciones a la metáfora todoterreno de los muertos vivos Crédito: Netflix
Hernán Ferreirós
(0)
20 de febrero de 2019  • 12:20

Kingdom. Creador: Kim Eun-hee. Elenco: Doona Bae, Greg Chun, Jun-ho Heo y Ji-hoon Ju. Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: buena.

Dada la lenta aparición de las revelaciones que propone esta serie, contar que se trata de un relato de zombis sería un spoiler importante, si no fuera porque tal cosa queda clara desde los títulos de apertura que, además, insólitamente, develan el "enigma" con el que más se insiste en los primeros dos episodios (¿está vivo el rey?).

Teniendo en cuenta que, por esto, los espectadores sabemos mucho más que los personajes, y que la serie se toma el primer tercio de su arco narrativo (son seis episodios) solo para exponer su problema, presentar a los protagonistas y ponerlos al día con lo que ya sabe el público, los primeros episodios se vuelven pantanosos. Luego, Kingdom gana velocidad, aunque en uno de los terrenos más transitados por la televisión reciente: el brote de una plaga zombi.

La diferencia con la horda de títulos del rubro es que esta plaga se desata durante el siglo XV en Corea y es el trasfondo de una serie de intrigas de palacio que involucran a un rey moribundo; a su reina embarazada, que intenta mantener la ficción de que el rey vive hasta que nazca su hijo para que su familia herede el trono, y al legítimo príncipe heredero, que intenta contrarrestar estos planes en medio del desastre provocado por los muertos vivientes.

Como siempre, los zombis son una metáfora todoterreno. Se puede pensar que en este caso remiten a la deshumanización que impone el poder autoritario o a la brecha entre clases sociales (dada la situación política de Corea, no faltará quien los vea como una alusión a los vecinos del norte).

En la versión de esta serie, los monstruos son un poco zombis y un poco vampiros, dado que permanecen inertes durante el día y parecen lanzarse al cuello de sus victimas para beber su sangre. Aunque el maquillaje de las criaturas está por debajo del estándar impuesto por las series norteamericanas, para compensar, el programa presenta algunas ideas novedosas desde la realización (la "montaña" de no muertos con la cabeza de su víctima asomando en la cima, una de las más logradas). A pesar de la ambientación colorida, la transposición al período Joseon de Corea no implica una gran renovación del género porque los apocalipsis zombis suelen devolver al mundo a una especie de medioevo, no solo tecnológico sino también moral.

Dicho esto, para un rubro tan desgastado es una dosis de novedad. Doona Bae ( The Host, Cloud Atlas, Sense8 ) es la médica que intenta combatir la plaga y Ji-hoon Ju, el príncipe que quiere rescatar a su reino de los zombis y del clan político que pretende apropiárselo. Hay en camino una segunda temporada.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.