Netflix: en Titanes, superhéroes con dramas de gente grande

Brandon Thwaites es Robin, el líder de los jóvenes justicieros
Brandon Thwaites es Robin, el líder de los jóvenes justicieros Crédito: Netflix
Hernán Ferreirós
(0)
17 de enero de 2019  • 10:16

Titanes. Creadores: Akiva Goldsman, Greg Berlanti y Geoff Jones. Elenco: Teagan Croft, Brenton Thwaites, Anna Diop, Alan Ritchson y otros. Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: buena.

Hasta los años 80, la mayor parte de los lectores de historietas de superhéroes fueron adolescentes, de modo que resultaba lógico que las compañías crearan títulos específicamente orientados a este segmento. Inspiradas por la buena recepción que había tenido Robin, el asistente juvenil de Batman presentado en sociedad en 1940, empezaron a aparecer las versiones teen de los personajes más conocidos: Superboy era Superman durante sus años escolares, Supergirl era su prima adolescente, Aqualad era el protegido de Aquaman y Kid Flash, el del Flash adulto, por citar solo algunos personajes de la compañía DC .

Trailer de Titanes

02:27
Video

Era una época más inocente en la que cualquier superhéroe mayor podía adoptar a un ayudante juvenil sin despertar sospechas de pedofilia en la imaginación de los lectores. Cuando los grupos como la Liga de la Justicia se pusieron de moda, los jóvenes superhéroes también fueron reunidos para formar escuadras como los Teen Titans. En la actualidad, la demografía cambió y el promedio de edad de los lectores de cómics ronda los 30 años, de modo que el tiempo, siempre caprichoso para los personajes de ficción, debió pasar también para los héroes juveniles (no así para sus contrapartes adultas). De este modo, los Teen Titans se independizaron definitivamente de sus mentores y ahora, en la nueva serie que estrenó Netflix hace pocos días, son simplemente Titanes.

La serie fue creada por Akiva Goldsman, Greg Berlanti y Geoff Jones, estos dos últimos, productor y guionista, respectivamente, de los títulos del llamado "Arrowverse" (la franquicia de personajes de DC generada a partir del éxito de Arrow y que incluye a Flash y Supergirl). El vínculo es evidente porque todas tienen en común una razonable dosis de realismo y una más elevada de oscuridad. Los titanes ahora son adultos y tienen dramas de gente grande, por ejemplo, uno de ellos –el superhéroe conocido como Hawk– necesita un reemplazo de cadera pero no tiene dinero para pagarlo y, encima, ya no puede satisfacer sexualmente a su pareja. Esto está tratado más seriamente de lo que suena. El tema general, sin embargo, no es tanto la problemática de volverse adulto sino uno derivado de ésta: la búsqueda de la identidad.

Los tres personajes centrales tratan de definir quiénes son. Robin, el protagonista, intenta construir una nueva vida como agente de policía tras haber abandonado a Batman; Starfire, una extraterrestre que puede lanzar fuego por las manos, sufre de amnesia y no recuerda nada de su existencia previa, y Raven intenta descubrir quién es su padre y, en consecuencia, cuál es su genealogía y su verdadera naturaleza.

Este último misterio se sostiene (es un decir) toda la temporada. Como suele pasar, la serie estira mas allá de lo humanamente posible la llegada de cada punto de giro: basta decir que Raven necesita de once episodios para finalmente reunirse con su progenitor, cosa que, a esa altura, solo sirve para crear un gancho para la siguiente temporada. Las escenas de acción, eficazmente orquestadas, hacen que el lento transcurrir de la historia se haga llevadero. Actuaciones creíbles y guiones que no derrapan hacia el ridículo terminan de redondear una entrada digna para el universo DC, algo que no logra demasiado seguido.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.