Chance: un relato sombrío en el que todos son sospechosos

Natalia Trzenko
(0)
8 de agosto de 2017  

Chance

Creada por: Alexandra Cunningham, Kem Nunn/ con: Hugh Laurie, Gretchen Mol, Ethan Suplee , Paul Adelstein , Clarke Peters / emisiones: los miércoles, a las 21.25, por Fox Premium series; además, está disponible en FoxPlay/ Nuestra opinión: regular

EL doctor Eldon Chance no se parece en nada al doctor House. Si no fuera porque ambos son interpretados por el actor británico Hugh Laurie , la conexión entre ambos personajes sería menos que tenue. Es cierto que los dos se dedican a la salud, son muy buenos en su trabajo y su vida personal no está en las mejores condiciones. Sin embargo, la seguridad en sí mismo y la completa falta de culpa y empatía que demostraba House aparecen en Chance como el exacto inverso. Inseguro, incapaz de tomar una decisión y hastiado de ser siempre testigo de los peores momentos de sus pacientes, Chance es un neuropsicólogo que evalúa pero no trata, a cuyo consultorio acuden personas que ya parecen haber perdido las esperanzas. "Un hombre en el abismo", describe el personaje a uno de esos pacientes, pero también podría estar hablando de sí mismo. Introvertido y solitario, Chance está divorciándose y carga con graves problemas económicos que lo distraen de su rol como padre de una adolescente. En ese contexto y en busca de conseguir dinero, se involucra con un peculiar anticuario (Clarke Peters) y su aun más particular ayudante (Ethan Suplee).

Comparar al exitoso personaje anterior de Laurie con el que interpreta ahora en Chance es tan inevitable como injusto. Desde el vamos queda claro que la nueva serie tiene todas las de perder. Aquella lograda actuación contaba con unos matices aportados por su ajustado guión que el actual no provee. El tono general de la nueva serie es sombrío, y cada uno de los personajes que se cruzan en el camino del protagonista parece sospechoso de algún oscuro crimen. Todos transmiten una sensación de inquietud y sospecha que en principio resulta intrigante, pero luego, cuando su opacidad no se aclara, generan la reacción contraria.

Entre esos personajes están Jaclyn (Gretchen Mol), una mujer que acude a la consulta de Chance después de haber sido golpeada por su marido (un detective que lleva su actitud violenta prendida en el ojal) y con la sospecha de haber desarrollado una doble personalidad a causa del maltrato. Y no es el único: al modo de otros antihéroes con moralidad flexible, el médico -que va de su casa al consultorio y del consultorio a su casa- comienza a involucrarse con personajes cada vez más peligrosos y violentos. De hecho, la morosidad del relato solo se interrumpe con unas escenas de violencia explícita no apta para impresionables.

De todos modos, es posible que a los seguidores del trabajo de Laurie los entusiasme volver a ver al actor transitar el pasillo de un hospital aunque no sea ya el querible misántropo de Dr. House, sino un hombre en caída libre.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.