Solo queda rezar: un duelo de certezas entre dos mundos

Jazmín Carbonell
(0)
28 de febrero de 2020  

Dramaturgia: Roberto Cossa y Mariano Cossa / Dirección: Andrés Bazzalo / Elenco: Luis Longhi y Carlos Weber / Sala: Teatro del Pueblo, Lavalle 3636 / Funciones: sábados y domingos,a las 20 / Duración: 55 minutos / Nuestra opinión: buena.

Que los seres humanos podemos ser insignificantes frente al infinito cosmos es algo que nadie se atrevería a refutar. Sin embargo, los aires de superioridad han marcado el accionar del ser humano desde tiempos inmemorables. Soberbio ante otras especies, incrédulo de que exista vida en otro planeta, dictador y soberano de quien encuentra menos fuerte y un sinfín de opresiones de lo más variopintas. De este costado para nada benevolente parece haberse ocupado esta dupla dramatúrgica que componen el invaluable Tito Cossa junto a su hijo, Mariano, que además compuso la música.

Adelantar mucho del argumento podría detentar contra su fluir narrativo. Tiene tintes de ciencia ficción a pesar de que los autores la definan como una comedia filosófica. Simplemente alcanza con decir que el despertar de un hombre (Luis Longhi) aparentemente común y corriente, de profesión historietista, no es el habitual. No sabe dónde ni cuándo está, solo que un personaje de lo más misterioso (Carlos Weber) lo recibe para llenarlo de inquietudes. Con humor e ingenio, estos dos seres que parecen tan distantes se batirán a un duelo verbal en busca de certezas para finalmente descubrirse más cercanos de lo que pensaban.

En una puesta clásica que busca desde la escenografía, el vestuario y la actuación acentuar la diferencia entre ambos personajes y sus mundos, la dirección de Andrés Bazzalo refuerza esta línea divisoria en la que la lucha por la supremacía los expone en su patetismo.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.