Sueños cumplidos, piñas y sanciones en la TV