Tato Young habló del acoso que sufrió Romina Manguel: "Estaba muy asustada"

El periodista habló de la denuncia de acoso que realizó su compañera en el programa Animales Sueltos
El periodista habló de la denuncia de acoso que realizó su compañera en el programa Animales Sueltos Fuente: Archivo
(0)
13 de diciembre de 2018  • 16:45

El periodista Tato Young habló hoy de la denuncia de acoso que realizó Romina Manguel, compañera de Young en el programa Animales Sueltos. "Supe de esta situación. Fue hace unos meses", dijo Tato. "En la tele no siempre sabemos quiénes son los invitados al programa. Cuando llegamos, nos enteramos que había una persona que iba a participar de la mesa, y me di cuenta de que Romina estaba muy asustada".

"Con Romina tenemos diferencias sobre política pero tengo códigos de humanidad y confianza. Ella me cuenta que esta persona venía acosándola, me muestra algunas de las pruebas de este acoso, y era un acoso muy notorio e impresionante. Estaba mostrándome a un acosador. Realmente es impactante ver eso", agregó el periodista y escritor, en diálogo con radio Mitre.

"Yo la acompañé para que ese hombre no se le acercara. Le pregunté por qué no quería hacerlo público. Ella no quiso en ese momento, tuvo sus razones. Yo no sólo respeto esas razones, sino que las comparto".

Young cuestionó además a las personas que critican que Maguel haya tardado en hablar del caso. "Hay gente que se atribuye el derecho de cuestionar si hizo bien en denunciarlo ahora, por qué no lo hizo antes, si la forma que usó para denunciarlo es la correcta o no, si tiene que dar el nombre y el apellido. Denunciar este tipo de hechos a veces es más doloroso que el hecho en sí. La víctima se vuelve a victimizar, se vuelve a desnudar, se vuelve a exponer, se vuelve a vulnerar", dijo.

"Es muy probable que los acosadores, los violadores, los abusadores, no tengan remedio. Pero estas denuncias, hechas por mujeres muy corajudas, con o sin nombre, de la manera en que pueden, les dan un mensaje a las nuevas generaciones. Les están diciendo a un montón de chicos que no se puede hacer eso, cualquier cosa, violentar el cuerpo del otro, ni el alma del otro, nuestro es el límite del otro. No es no. Si deciden no entenderlo, puede ser que algún día, más tarde o más temprano, tengan que pagarlo", concluyó.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.