"Actuar es soñar con el cuerpo", dice Jorge Eines

Con elenco español, el director está presentando Bodas de sangre, en el Apolo
Laura Ventura
(0)
9 de septiembre de 2013  

"Tuve que marcharme al exilio por culpa de Ernesto Schoo", dice Jorge Eines y rápido explica que fue la excelente crítica que obtuvo Woyzeck , con la firma del recientemente fallecido intelectual, el motivo por el cual la Junta Militar conoció su trabajo. Era 1976 y partió a España con sus 26 años, su mujer y su bebe de dos meses. Desde la llegada de la democracia hasta esta parte, el realizador busca un espacio en su agenda para venir de vez en cuando, aunque sea por una breve temporada, para montar sus piezas. "Soy director y docente; no soy actor. Sería injusto decir que lo soy, por eso respeto mucho a quienes sí lo son".

Después de Nina , inspirada en La gaviota , de Chejov, y Tejido abierto- tejido Beckett , en el Cervantes, Eines ahora presenta Bodas de sangre, el clásico de García Lorca, un autor que adora. En su honor nombró Federico a su hijo. En esta versión participa Mariano Venancio, un actor de renombre en la escena madrileña; Carmen Vals, la mujer de Eines, y un elenco numeroso que representa esta obra en verso. Los actores son Jesús Noguero, Beatriz Melgares, Inma González, Luis Miguel Lucas, Carlos Enri, Danai Querol y Daniel Méndez. "Actuar es soñar con el cuerpo. El trabajo con el actor no consiste en encontrar el significado que el autor quiso expresar, sino encontrar el sentido que el cuerpo solo marca, un sentido que va más allá del significado. Creo mucho en la libertad en el trabajo del actor. Interpretar es una reacción a la pobreza del enunciado", resume Eines una parte fundamental de su teoría.

Estudioso del teatro, Eines habla de la semejanza y cercanía entre Shakespeare y Lorca: "Hay referentes homólogos en ellos: es como si el personaje estuviese en medio de un campo minado, con una granada en la mano. Ya desde el ensayo, si tirás de la argolla, aparecerán una multitud de consecuencias", festeja el director. "Me gusta esta obra en particular porque hay un protagonismo femenino: los hombres hacen todas las macanas, mientras las mujeres manejan los hilos", agrega.

Ex catedrático de la Real Escuela Superior de Arte Dramático y Danza (Resad) -cargo al que renunció "por la dificultad de integrar recursos pedagógicos"- y director de una escuela con 100 alumnos, Eines también conduce la compañía Tejido Abierto. "El arte siempre ha permitido al hombre liberarse de lo peor que tiene. Ahora bien, ¿cuántos ensayos se necesitan para redimir tanta muerte, la de Lorca, la sus contemporáneos?", dice Eines y justifica así esta necesidad de recurrir constantemente a Lorca.

  • Bodas de sangre

    Puesta de Jorge Eines sobre texto de Federico García Lorca

    En el Apolo, Corrientes 1372.

    Funciones, lunes y martes de este mes, a las 21.
  • http://guia.lanacion.com.ar/teatro/obra/bodas-de-sangre-ob18656

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.