Cepo: un hombre en busca de su esencia

Fuente: LA NACION
Susana Freire
(0)
12 de abril de 2019  

Cepo / Texto y dirección: Diego Corán Oria / Intérprete: Ángel Hernández / Escenografía: Tato Fernández / Diseño de luces: Diego Corán Oria / Coreografía: Agustina Seku Faillace / Música: Jorge Soldera / Sala: Cultural San Martín / Duración: 50 minutos / Nuestra opinión: buena

Según cuenta el protagonista, hay una leyenda que dice que en 1955 en Resistencia, Chaco, se creó CEPO (Centro Experimental para Oscuros), un centro destinado a estudiar personas que presentaban ciertas patologías traumáticas que atentaban contra el sentir cotidiano aparentemente normal. Hoy en 2019, luego de varios estudios e investigaciones se confirmó que este centro nunca cerró.

CEPO se centra en la historia de Ángel, un hombre que voluntariamente se presta a ser un conejillo de Indias de laboratorio, con el fin de iniciar un viaje por su presente y por su pasado para conocer su real esencia. Mediante el diálogo y la reflexión el protagonista expone su infancia, sus creencias, sus ideas. Demuestra que un hombre puede ser todos los hombres en esa búsqueda existencial que lo lleva a conocer su interior: el conciliador, el revolucionario, el conformista.

Lo hace en casi una hora donde Ángel Hernández va asumiendo diferentes personajes, que son los que lo conducirán a una reflexión final: el amor es la única salvación del hombre. Con un texto claro, Corán Oria enfrenta al protagonista con su propio ser y con el entorno que lo agobia y lo confunde. La música de Jorge Soldera va cobrando fuerte presencia.

En la actuación de Ángel Hernández se combinan el actor y el cantante, además de demostrar el manejo corporal como si fuera un diseño coreográfico. El ingrediente final en la hechura estética está en la iluminación que aporta la carga dramática que necesita esta propuesta.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.