Después de ocho meses, se despide la obra de Susana Giménez del teatro