El anfiteatro de Mar de las Pampas

El anfiteatro de Mar de las Pampas, amado por sus visitantes
El anfiteatro de Mar de las Pampas, amado por sus visitantes
Jazmín Carbonell
(0)
25 de enero de 2019  • 14:53

MAR DE LAS PAMPAS.- Que el bosque tiene sus secretos nadie puede negarlo. Sus propios sonidos, misterios, animales y vegetación. Para quienes eligen Mar de las Pampas como destino para sus vacaciones, este asunto es materia conocida. Como también que en medio del centro comercial -unas cuadras irregulares como toda esta localidad-, un poco escondido pero siempre explotado de gente está el Anfiteatro de Mar de las Pampas. Un teatro al aire libre con espectáculos para toda la familia y a la gorra con cuatro funciones diarias en días ordinarios y con funciones extras los días nublados. Como está cerca de cumplir dos décadas de existencia para muchos es un verdadero clásico del verano. Adolescentes que ven a algunos de los artistas desde los 3 años; familias que eligen esa salida año tras año y que, saben, se encontrarán con sus shows conocidos y queridos.

Para los nuevos, el Anfiteatro hoy se encuentra en su esplendor porque, al igual que este pueblo balneario, el "Anfi", como le dicen con cariño las diez compañías de artistas, fue creciendo a la par.

"Me acuerdo cuando llegué hace dieciséis años a este teatro. Era todo de madera, alrededor no había nada, algunos locales sueltos y perdidos, y como no había casi luz la gente tenía que llegar sí o sí con linternas. Así que cuando veíamos llegar haces de luz nos poníamos contentos de que venía gente", cuenta el mago Mariano que además de tener sus espectáculos semanales es el director artístico del Anfiteatro desde hace siete años y toda una celebridad pampeana porque familias enteras lo siguen desde hace más de quince años. Con trucos que él mismo fabrica y con una producción digna de un teatro de entradas pagas (y nada baratas), Mariano conquista a grandes y a chicos con un humor ácido y tres espectáculos distintos (el clásico de todos los años, el nuevo que tiene trucos recién salidos del horno y el extremo con algunos trucos explosivos) pero los tres prolijos y sorprendentes.

A su nombre fuerte se le suman unos cuantos más. La Estrella Mochilera, la banda de música para toda la familia, fueron los primeros en llegar. Recuerdan Rosana y Eduardo aquel verano de 2002 cuando desde Villa Gesell los mandaron para un teatro perdido en el bosque que estaba naciendo. Así fue, un poco desorientados porque todo el mundo insistía en que en Mar de las Pampas no había nada, incluido el propio colectivero que aseguraba que estaban equivocados en el rumbo, ellos siguieron. Este verano cumplen 18 temporadas y son de los pocos que logran un milagro: sacar a los chicos de la playa porque lunes, miércoles y sábados a las 20 toca La Estrella. Además, el clown Nanny Cogorno, otro precursor de la zona, lleva otros 18 años entreteniendo a los veraneantes además de estar a cargo de la Casa de la Cultura de Mar Azul a unos pocos kilómetros de distancia.

Pero hay más, como el anfiteatro funciona de lunes a lunes con cuatro horarios diarios (20, 21.30, 23 y 00.15) todos los días de la semana hay buenas propuestas. Los dos grupos de circo: El Circuete y Los Macarlo son otras propuestas lúdicas que incluyen al público que desea participar. Al clown Nanny se le suman dos propuestas payasescas más: Almíbar y Felpa. La Compañía de Teatro El Juglar, a cargo del reconocido titiritero Pablo Herrero, propone dos espectáculos: Tito y Coloso y Mundo Arlequín, ambos con juegos, teatro y títeres se convierten en una gran opción para los más pequeños. Para el turno trasnoche, Los Titirifeos y el standapero Martín Gallo se suben al escenario para divertir a los más grandes. Todos los espectáculos se repiten tres veces a la semana y al ser a la gorra permiten que las familias repitan y vayan muy seguido, se convierten entonces en verdaderos fenómenos y salidas obligadas que reúnen a grandes porciones de turistas. "Cuando empezamos con nuestro show en el Anfi decíamos que estaba lleno cuando venían unas 50 personas, hoy en cambio cuando el Anfi está lleno es que vinieron 400 personas", cuentan Rosana y Eduardo, el dúo de la Estrella Mochilera orgullosos de seguir este camino.

Los días nublados se suman funciones extraordinarias que se anuncian en el mismo Anfiteatro o por las redes sociales. Como es al aire libre se suspenden los espectáculos cuando llueve. Para los entusiastas aún está vigente el proyecto de techar este teatro para poder disfrutar de las obras no solo los días lluviosos sino también en invierno. Y poder ofrecerle a Villa Gesell, que se encuentra a solo 3 kilómetros, una buena alternativa escénica para los espectáculos que pasen por la villa.

Frente a este Anfiteatro y ubicado a continuación del paseo La Aldea Hippie se encuentra otro anfiteatro más con un gran número de compañías que ofrecen espectáculos también a la gorra. El mago Jorge Faro, los títeres de Fabián Villarreal, los clowns Regulus Regulo e Istonio, los espectáculos circenses de Mundo Amadeos, de Por Akí Por Allá y de Lulú Marlén y la propuesta musical de Tenaza son también otros clásicos marpampeanos.

Todos los espectáculos del Anfi quedan en el recuerdo de las familias, para algunos niños son sus primeras experiencias escénicas por eso es habitual ver chicos acercándose a los artistas para sacarse una foto y contarles que los ven desde que son chiquitos. Al menos por un rato, padres e hijos comparten una misma actividad, se divierten, ríen juntos, ponen en pausa la tecnología y mañana en el desayuno tendrán, seguro, un tema nuevo de conversación.

Uno de los espectáculos para niños que allí se ofrecen
Uno de los espectáculos para niños que allí se ofrecen

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.