El cartógrafo: el mapa humano del mayor gueto del mundo

Susana Freire
(0)
5 de abril de 2019  

El cartógrafo / Libro: Juan Mayorga / Elenco: Gustavo Pardi, Elena Roger, Horacio Acosta, Mario Alarcón, Jazmín Diz y Ana Yovino / Iluminación: Jorge Pastorino / Escenografía y vestuario: Graciela Galán / Música: Cecilia Candia / Dirección: Laura Yusen / Teatro: San Martín / Duración: 122 minutos / Nuestra opinión: buena

El gueto de Varsovia fue el mayor gueto judío establecido en Europa por la Alemania nazi durante el Holocausto, en el contexto de la Segunda Guerra Mundial. Fue implantado en el centro de la capital polaca en 1940. Allí fueron confinados sobre todo los judíos de Varsovia, así como de otras regiones de Polonia bajo control alemán. Fue concebido principalmente como campo de tránsito de las deportaciones para un destino final: el campo de exterminio de Treblinka, entre otros. El gueto de Varsovia tenía una población estimada de 400.000 personas, cifra que se vio reducida a 50.000.

Juan Mayorga declaró que esta obra empezó a gestarse en una visita que realizó a Varsovia, donde se extravió a pesar de tener un mapa. No tardó en darse cuenta de que había algo más que un mapa físico de la ciudad, se podría reconstruir un mapa humano con la vida de las víctimas.

Había un museo con fotografías en blanco y negro, con una leyenda que indicaba el lugar exacto donde fueron tomadas. Instantáneas de gente, de vida, expuestas en una sinagoga de Varsovia. Trató de buscar los espacios que reflejaban las imágenes. Todo ese mundo de vida que se asomaba en las fotos había desaparecido, calles, edificios, parques. A partir de esto, concibió El cartógrafo, que se desarrolla en dos momentos de la historia: en 1940 y en 2016. En el pasado está el anciano, cartógrafo, y una niña: "Hay cuatrocientos mil seres humanos ahí afuera en peligro. Vuelve a la calle y abre bien los ojos. Y pregúntate luego qué debe ser recordado. Todo para luchar contra el olvido".

En el presente, Blanca está obsesionada con encontrar testimonios de ese mundo perdido en el tiempo y armar ese mapa humano que presiente para reconstruir el sufrimiento de un pueblo.

El mapa del cartógrafo es un mapa contra el olvido, en el que marca aquello que nunca debe ser olvidado. En la puesta, la pieza, con algunas situaciones reiteradas, está fragmentada en momentos del pasado y del presente por una serie de apagones que afecta la dinámica de las acciones. Dentro del espacio escénico, Graciela Galán plantea una síntesis elocuente: diseña en el piso un territorio donde lo importante no es lo real, sino lo imaginable.

Laura Yusem, en la dirección de actores, acierta en la definición de los personajes, bien interpretados por un elenco expresivo y convincente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.