FIBA: Conferencia acerca de la intimidad

Colección de amantes
Colección de amantes
Leni González
(0)
2 de febrero de 2019  • 12:20

Colección de amantes (Portugal). Autoría: Raquel André. Creación: Antonio Pedro Lopes, Bernardo de Almeida, Raquel André. Música: Noiserv. Luces: Rui Monteiro. Sonido: João Neves. Dirección técnica: Cárin Geada. Coproducción: Teatro Nacional D. Maria II (Portugal), Tempo Festival das Artes (Brasil). Sala: Timbre 4. Duración: 60 minutos. Función: Hoy (sábado 2), a las 20. Nuestra opinión: BUENA.

Si la portuguesa Raquel André en lugar de artista fuera socióloga, su trabajo de campo no sería tan diferente. Pactar encuentros de una hora con desconocidos, de distinas edades y géneros en cada ciudad que visita, solos en la casa del sujeto de estudio, filmados por una cámara en un trípode y dispuestos a la charla a partir de un disparador central, la pregunta acerca de qué es para ellos la intimidad. El material recopilado se compara y edita para, finalmente, comunicar las siempre provisorias conclusiones obtenidas.

Pero la búsqueda de André tiene otro cauce. Teatro posdramático, documental, biodrama -territorios liminares entre realidad y ficción que abundan en este FIBA-, Colección de amantes es una conferencia performática donde la artista le cuenta al público, con muchas fotos y algunos souvenires, su experiencia íntima con ese otro multiplicado que le abrió la puerta. La artista se apropió de la palabra "colección" para reunir pedacitos de vida, efímeros, inasibles, únicos. ¿Cómo hacer, en tiempos fugaces, para no dejar escapar lo irrepetible?

En un espacio blanco, con un micrófono, André cuenta sobre sus más de 200 amantes acumulados, una serie que junto con Colección de coleccionadores, artistas y espectadores, integra el proyecto Colección de personas que, desde 2014, recopilan la artista y su equipo como un archivo de la memoria del otro y nosotros, que somos distintos y los mismos aunque las fronteras nos dividan. Esta crónica íntima cuasi periodística es, también, un espectáculo y como tal, se desliza al borde de la monotonía, riesgo del que André intenta salir con otros estímulos: además de la sucesión de fotos y epígrafes, hay archivos sonoros de películas y un monólogo pariente del stand up: el objetivo no es la risa pero sí la identificación y participación que consigue con calidez. Una propuesta que no sorprenderá a los espectadores acostumbrados a dramaturgias del yo pero que resulta una invitación amable y curiosa para cualquier tipo público.

Colección de amantes
Colección de amantes

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.