Los abrazos huecos: una intensa historia de amor o de desamor

Fuente: LA NACION
Jazmín Carbonell
(0)
12 de abril de 2019  

Los abrazos huecos / Dramaturgia y dirección: Dennis Smith / Intérpretes: Smith y Nacho De Santis / Luces: Rodrigo González Alvarado / Teatro: Abasto Social Club (Yatay 666) / Funciones: sábados, a las 20 / Duración: 60 minutos / Nuestra opinión: buena

En esta nueva obra que dirige, escribe y actúa Dennis Smith, muy conocido para el público porque además de ser talentoso en el canto y en la actuación ha participado en producciones televisivas de gran audiencia, el foco está puesto en la historia de amor entre dos personas. Con dramaturgia, canto, música en escena y actuación se estructura esta pieza que narra el desarrollo desde el comienzo de un romance que tiene tantas cosas lindas como turbulentas, y en las que seguro la mayor parte de los espectadores encontrarán algunos puntos en común con sus propias vidas. Qué de lo que se cuenta es propio de la vida de Dennis y qué no, no se sabrá, como siempre sucede en la ficción. Y no importa, sucesos de su vida le sirvieron como disparadores para contar los encuentros y desencuentros entre dos seres que se aman, pero que no logran encontrar la armonía para permanecer juntos. Cómo es contada esta historia será lo propio de su autoría y lo que puede disfrutarse.

Esta especie de autoficción de la que se vale para escribir la obra es costumbre en su recorrido. No porque desee narrar su propia vida, sino porque estos materiales resultan historias sensibles y llenas de vida, ideales para el teatro off en el que suelen anidarse estas búsquedas. Por eso fue parte de Christiane, el musical con Belén Pasqualini que narraba la vida de la abuela de Pasqualini o es ahora parte del trabajo de Eye y yo, la pieza que dirige, pero que es sobre la vida de la abuela de Julieta Cayetina, una de las actrices. Todas obras no solo emotivas, sino con un peso estético fuerte que marcan la diferencia.

Los abrazos huecos es una historia de amor o de desamor o de incapacidad de amar. Y su recorrido es ni más ni menos que todas las fases por la que pasaron estos dos amantes hasta llegar al punto final -o a uno de esos posibles puntos finales de una relación infinita-. Se vale de cinco canciones compuestas y cantadas por el propio Dennis, unas cuantas escenas "sentadas", como dirán ellos en la obra, en los que ambos se abrirán al otro y algunos monólogos para revivir el nacimiento, el desarrollo y un fin de esta relación.

Con un lenguaje muy actual, una escena despojada que prioriza las actuaciones de Smith y De Santis, y con un músico en escena se ilumina la relación de dos personas que pueden ser miles que intentan encontrarse con el otro sin perderse a sí mismos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.