Murió Pablo Nápoli, un actor de perfil bajo con mucha proyección televisiva

A los 75 años, murió el versátil intérprete
A los 75 años, murió el versátil intérprete Fuente: Archivo
Carlos Pacheco
(0)
27 de septiembre de 2020  • 14:05

A los 75 años, murió en Buenos Aires Pablo Nápoli, intérprete versátil que podía adaptarse a un escenario, a la televisión, al cine y a la publicidad, y que será recordado como una figura entrañable. Mantuvo siempre un perfil muy bajo, pero ello no le impidió desarrollar una carrera muy intensa. Le apasionaba lo que hacía, y siempre su presencia era requerida por fuertes producciones televisivas en las que tuvo una participación casi constante, sobre todo en Telefe y eltrece.

En los años 80 estuvo muy ligado a la labor creativa del director Alfredo Zemma. Formó parte de los elencos de Muerte accidental de un anarquista y Cabaret bijou en el teatro Bambalinas, dos proyectos exitosos que aún se mantienen en el recuerdo de muchos espectadores. También en esa década, cuando Zemma fue director del Teatro Nacional Cervantes, formó parte del equipo actoral que puso en escena el grotesco Cremona de Armando Discépolo. Aquella fue una experiencia muy singular. La pieza estaba protagonizada por Darío Vittori, fue la única vez que el capocómico pisó el escenario de la sala María Guerrero del Cervantes.

Nápoli también se destacó en obras como El zorro y el tesoro de la montaña azul de Alejandro Farrel y Fernando Lúpiz, un espectáculo emblemático de las vacaciones de invierno de hace dos décadas; El diluvio que viene, musical de Pietro Garinei y Sandro Giovannini que en Buenos Aires se mantuvo en cartel con mucho suceso; y Bar la esperanza de Luis Albano, entre otras.

El actor comenzó a integrarse al mundo televisivo en la década del 90 participando en ficciones muy populares como Gasoleros, Amigos son los amigos, Herederos de una venganza, Valientes, Hombre de mar, Amas de casa desesperadas, Aprender a volar, Niní, y, entre las últimas, Sandro de América y Argentina, tierra de amor y venganza. También integró el equipo del ciclo Un cortado, historias de café que se emitió por la TV Pública.

Algunas de sus participaciones en cine quedaron registradas en producciones como Memorias y olvidos de Simon Feldman, Cenizas del paraíso de Marcelo Piñeyro, Nada por perder de Quique Aguilar, El inventor de juegos de Juan Pablo Buscarini, Carlos Monzón, el segundo juicio, y Campo de sangre, ambas de Gabriel Arbós.

Numerosas publicidades, de los más diversos productos, lo tuvieron como protagonista durante algo más de tres décadas. Durante los años 90, en tiempos en que Juan Borras fue presidente de la Asociación Argentina de Actores, Pablo Nápoli integró la Secretaría de Cultura y además formó parte del órgano fiscalizador de la entidad.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.