Retrato de aquella sociedad

Susana Freire
(0)
31 de mayo de 2019  

Las de barranco

Nuestra opinión: buena

Libro: Gregorio de Laferrère. Intérpretes: Luisa Kuliok, Vanesa González, Tamara Garzón, Agustina Cabo, María de Pablo, Martín Henderson, Darío Dukáh, Marco Ferrari, Gustavo Rey y Fabián Minelli. Dirección: Helena Tritek. Teatro: C. C. 25 de mayo. Duración: 90 minutos.

Convertida en un clásico del teatro nacional, Las de Barranco vuelve al escenario. Una comedia que esconde tras los rasgos de humor una realidad cruda y angustiante. Estrenada en 1908, la pieza plantea la situación de una mujer, doña María, viuda de un capitán, con tres hijas que mantener. Laferrère, como un observador de la sociedad de su época, remite a una realidad sobre la situación de las mujeres que solo eran educadas para ser esposas y madres y no estaban preparadas para sortear la adversidad que representa no tener una preparación para encarar un trabajo como sostén económico.

Por eso, doña María debe alquilar las habitaciones de su casa para beneficiarse con algún otro ingreso económico, ya que la pensión del marido es exigua. Pero este recurso tampoco le alcanza a ella y se ingenia para especular con la belleza de su hija Carmen para obtener regalos y beneficios de los galanes e inquilinos que se sienten atraídos por la joven. Aquí se expone la falta de escrúpulos de la madre, que quiere mantener un nivel social adecuado a la viuda de un militar.

Más allá del planteo social, el autor desarrolla con precisión la personalidad de cada una de las mujeres que integran la familia, permitiendo que detrás del drama se genere un juego teatral divertido por las características de los demás personajes que circulan por la casa. Este proceso se descubre paulatinamente a partir de ciertos datos y situaciones que van revelando el carácter de cada uno -sin entrar en el plano psicológico, salvo en el caso de doña María-, convertidos en arquetipos que responden a un contexto social más que a motivaciones individuales.

En esta puesta, Helena Tritek no permite que el ritmo decaiga en ningún momento, imprimiendo una dinámica que mantiene atento al espectador. En la dirección actoral acentúa especialmente las actitudes de doña María y de Pepa, lo que divierte al público. La actuación de Luisa Kuliok, como la protagonista, no decae en ningún momento. Instalada en la cuerda de comedia se sostiene aun en los momentos más dramáticos. El resto del elenco se ajusta con precisión a las características que exige la obra.

La escenografía de Sebastián Sabas resume con eficiencia el marco adecuado para las acciones y el vestuario es el referente temporal de la moda de aquella época.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.