Golpes a mi puerta: tensión en un retrato del horror vivido en los años 70

Carlos Pacheco
(0)
27 de septiembre de 2019  

Fuente: LA NACION

Golpes a mi puerta / Libro : Juan Carlos Gené / Elenco : Patricia Palmer, Marta Guitart, Pablo Caramelo, Livia Fernán, Rodrigo Álvarez, Silvina Muzzanti, César Repetto, Leandra Rodríguez, Jorge Duarte, Lucas Méndez / Dirección : Dora Milea / Sala : Celcit, Moreno 431 / Funciones : domingos, a las 19 / Duración : 120 minutos / Nuestra opinión : buena

Uno de los textos más emblemáticos del actor, autor y director Juan Carlos Gené es revisitado en Buenos Aires y en un espacio al que el creador estuvo ligado por años, el Celcit. La pieza se dio a conocer en Buenos Aires a mediados de la década del 80 en el Teatro San Martín, dirigida por el mismo Gené e interpretada por el grupo venezolano Actoral 80.

Un testimonio de época, la década del 70. Una reflexión profunda sobre dos poderes: la Iglesia y un gobierno de facto. La acción se ubica en un país latinoamericano en tiempos de dictadura. Dos monjas, Ana y Úrsula, esconden en un su casa a Pablo, un joven de ideas contrarias al régimen, perseguido por la policía. La acción se desarrolla al cabo de un día en el que los tres padecerán horas de terror, pero también donde cada uno pondrá en claro quién es y esto llevará a generar un débil lazo de amistad que, sobre todo, se sostendrá por el mundo de esas monjas que solo están formadas para asistir al que lo necesite y, a la vez, no terminan de comprender el horror en el que deben vivir: persecuciones, muertes, torturas.

La dirección de Dora Milea apuesta a poner en valor el texto. Sigue a rajatabla la acción diseñada por Gené, pero pierde en ese acto algo muy importante: exponer con profunda emoción el clima de ese tiempo en el que se mezclan las convicciones políticas y religiosas, un afuera que provoca una profunda incertidumbre y, sobre todo, el gran temor a morir.

Milea distancia la escena, es un camino posible, no desacertado. Pero en el espacio el espectador observará a una Ana (Patricia Palmer) que contiene sus emociones para demostrar una cordura que, por momentos, resulta innecesaria. En contraposición coloca a Úrsula (María Marta Guitart) con unos desbordes apasionados que hacen que la relación entre ellas dos se torne muy desequilibrada.

Aunque se lo ve algo débil, Rodrigo Álvarez logra darle a su personaje una entidad provocadora y resultan muy elocuentes las interpretaciones de Pablo Caramelo, Livia Fernán y Silvia Muzzanti. Estos últimos logran unas construcciones muy potentes y, además, dan cuenta con rigor de esos mundos tan diferentes a los que pertenecen. Es un friso epocal muy atractivo de ver, pero hay una tensión allí que no termina de desplegarse.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.