Una obra que reafirma al musical argentino

Pablo Gorlero
(0)
23 de noviembre de 2013  

Si el teatro musical argentino necesitaba una prueba más para demostrar que podía ser un éxito, Manzi, la vida en orsai lo demostró en forma contundente. Encima, con partitura tanguera, considerada por muchos productores "poco comercial" y en un teatro grande, pero fuera del circuito de la calle Corrientes, como La Comedia (Rodríguez Peña y Santa Fe). La obra que concibieron Betty Gambartes, Bernardo Carey y Diego Vila es de esos títulos dominantes que, sin dudas, dejan una señal de que se puede y se debe explorar nuestra esencia, nuestros ritmos y nuestras historias. La talentosa Julia Calvo desarrolló en esta obra uno de sus mejores trabajos, en la piel de Nelly Omar, con un premio ACE y un Premio Hugo en su haber. Cada vez que uno la ve y la escucha siente esa diferencia, ese plus, que provoca una gran actriz en el musical. Néstor Caniglia puso su oficio y talento en un puñado de personajes que aportan a momentos conmovedores, y qué suerte que Jorge Suárez se animó a protagonizarla. No cabe dudas de que es uno de los mejores actores argentinos, y decidió extender y sublimar su expresión hacia la voz cantada. Personajes con la sensibilidad de Homero Manzi, Nelly Omar o Aníbal Troilo.... no podrían expresarse mejor que cantando y estos tres intérpretes logran ese tránsito salpicando al público de emociones tan diversas como intensas. Qué decir, a su vez, de los arreglos musicales de Diego Vila, que permite avanzar la acción y la dramaturgia a través de esa música tan porteña. Dicen que mañana es la última función de Manzi, la vida en orsai . Ojalá que no.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.