Virginia Lago: la increíble historia de por qué su obra duró solo cuatro días en Mar del Plata