Informe semanal: la agresión al economista según la TV. Alemann, en boca de todos