Bake Off Argentina: una torta cargada de emoción desmoronó a una participante

Damián Betular asesora a una participante en crisis
Damián Betular asesora a una participante en crisis Crédito: Prensa Telefe
(0)
20 de abril de 2020  • 02:38

Muchas recetas nacen a modo de homenaje. Los colores, las texturas, los modelos y los sabores que elige un repostero, en algunos casos, tienen que ver con esa persona a la que buscan recordar, pero tanta carga emotiva a veces puede jugar en contra. Y eso es lo que le pasó a Sonia en la última emisión de Bake Off Argentina.

Al momento de presentar la consigna, Paula Chaves explicó que los participantes debían preparar una torta Split open, decorada con flores, y que debía estar hecha al menos con un sabor de bizcocho, con dos rellenos y una cobertura a elección. El jurado, compuesto por Pamela Villa, Damián Betular y Christophe Krywonis, advirtió sobre la importancia de prestar atención a los tiempos y al armado de la torta.

Rápidamente todos los participantes comenzaron a idear sus preparaciones y Sonia contó que iba a hacer un bizcocho de limón con relleno de pistacho blanco, con una crema de frambuesa y mascarpone. La decoración con flores y mariposas en papel de arroz. Luego, ella agregó: "Esta paleta la voy a hacer por mi mamá, le gustan las rosas y las tonalidades amarillas".

Pero, poco a poco, comenzó a tener algunas dificultades, y cuando llevó la preparación al freezer, las capas comenzaron a desmoronarse. Acto seguido, según describió Damián, "Sonia se desmoronó". La participante se angustió y otros de los concursantes no sabían cómo animarla para que intentara corregir su torta.

La participante expresó: "Estoy re angustiada, en este momento no veo cómo puedo solucionar el tema. La verdad que no se me prende una lamparita. Quise hacer un bizcochuelo más duro el que suelo hacer". Rápidamente, Christophe se acercó para darle ánimos y a pesar de la negativa de Sonia, él la llevó hasta el freezer para que emprolijara su postre. Paula le dijo que no debía enojarse, porque era la torta de su mamá. Y Sonia respondió: "Por eso me enojo, porque tenía que salir perfecta. Me fallo a mí misma, porque para mí era una prueba fácil. No me siento representada por esto".

A pesar de la poca confianza que mostraba de sí misma, al momento de la evaluación el jurado no se mostró tan decepcionado y, si bien hubo algunos reparos, el resultado final estuvo lejos de la catástrofe que anticipaba la participante. Christophe fue el encargado de romper el hielo: "Yo esperaba lo peor, y no está tan mal a la vista. El mayor problema fue que el bizcocho está un poco seco. Te enojaste con el bizcocho, acordarte siempre de guardar la calma, porque esta torta con un poco más de ánimo no estaba tan mal". Betular expresó algo similar, y le aconsejó que no se angustiara tanto cuando algo no sale según los planes. Y Pamela concluyó: "Me encanta la paleta de colores, no está tan mal".

Lejos del fantasma de la eliminación, finalmente Sonia fue capaz de reconocer cuál fue su problema: "Le puse mucha carga emotiva a la prueba, eso me tiró todo en contra".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.