El tenso momento que vivió una participante del programa de Guido Kaczka: "No, por favor, ¡no me quiero caer!"

El tenso momento que vivió una participante de Otra noche familiar - Fuente: Eltrece

50:27
Video
(0)
28 de febrero de 2019  • 20:54

Caer en un pantano, aunque éste sea improvisado y de estudio, no es una oferta en principio tentadora. Y menos para quienes sufren de aversión al agua. Pero si ése es el riesgo a asumir a cambio del premio de un viaje a Punta del Este, las cosas cambian.

Otra noche familiar, el programa que conduce Guido Kaczka por Eltrece, cuenta con una sección de preguntas y respuestas que se ha convertido en uno de los momentos más divertidos del ciclo. Dos participantes que juegan juntos deben responder a lo que se les plantee y, en caso de errar, uno de ellos es lanzado a un pantano desde cierta altura, como una suerte de reprimenda.

En el programa de ayer, Mariana y Facundo llegaron al segmento y afrontaron la prueba. El temor invadió a la pareja por varios costados: la concursante se mostró petrificada ante la idea de tener que subir a la plataforma con caída libre al agua y su pareja no podía ocultar los nervios ante la responsabilidad de no poder confundirse a la hora de responder.

De novios hace un año y medio -tras conocerse en una parada de colectivo- los jóvenes escucharon primero atentos a lo que se les indicaba. Todo iba bien hasta que Facundo se confundió al señalar que había sido Bill Clinton el presidente de Estados Unidos que ejercía el mando del país en el momento en el que se fundó la NASA, cuando en realidad lo fue Dwight Eisenhower.

Los nervios comenzaron a hacerse patentes en la cara de Mariana, que no se movía en la plataforma y se abrazaba al chaleco salvavidas que le habían colocado minutos antes.

La última pregunta era decisiva y no había opciones para respuestas incorrectas. "¿Qué deporte practicaban los sobrevivientes uruguayos del llamado 'milagro de los Andes'?", leyó Kaczka. Facundo no tenía la certeza para responder, tampoco su novia, y comenzó a inquietarse ante la idea de verla caer al agua, tras confesar que ella "tiene miedo a mojarse, no se mete ni en una pileta".

Acto seguido, arriesgó: "Rugby". Sin saber aún si habían dado en la tecla, para ambos continuó el mal trago. "No, Facu. No, ¡por favor, no me quiero caer!", afirmaba la joven, aterrada.

"Mariana, Mariana ¿Qué te pasa?", le decía Kaczka desde abajo. "No sabés cómo me late el corazón. ¡Que me agarre bien fuerte!", gritó ella, presintiendo lo peor. Hasta que Guido decidió acabar con el sufrimiento: "La respuesta que acaba de dar Facundo es... ¡correcta! Se van a Punta del Este", pronunció con alegría el conductor. Finalmente hubo abrazo y romántico festejo entre los triunfantes tortolitos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.