Las mejores series de 2019

De Succession a Bojack Horseman, chequeá las mejores ficciones del año según RS
De Succession a Bojack Horseman, chequeá las mejores ficciones del año según RS Crédito: Gentileza HBO
(0)
23 de diciembre de 2019  • 19:41

1. Succession - HBO

Los guionistas de Succession entendieron que pocas cosas dan tanta alegría como ver a todos los Roy interactuando en pocos metros cuadrados. Con solo dos temporadas, la serie de Jesse Armstrong alcanzó el olimpo de clásicos que ya integraban Los Soprano, Mad Men, The Wire y Breaking Bad con diálogos cada vez más afilados -mención especial para las frases épicas disparadas por el Roman de Kieran Culkin-, locaciones cada vez más suntuosas (un yate gigante en el Mediterráneo, un centro de rehabilitación entre glaciares, una casona de lujo en los Hamptons) y el drama de siempre. En Succession no vas a encontrar ni una pizca de sensiblería o amor fraternal, en su lugar vas a tener los mejores insultos que jamás haya visto la televisión: "¿La Escuela de Periodismo de Logan Roy? ¿Qué sigue? ¿La Clínica de Salud para Mujeres de Jack, el Destripador?".

2. Fleabag - Amazon

"Esto es una historia de amor", dice la protagonista de Fleabag con sangre en la nariz en el primer capítulo, hipnotizando a todo ser que le haya dado play. Tras una temporada inicial con bastante cinismo inglés y un gran trauma de fondo, Phoebe Waller-Bridge aceptó hacer una segunda que resultó igual de cínica, pero también encantadora, en la que se enamora de un cura, el tan sexy como adorable Andrew Scott, y en su afán por desarmarlo, se expone como nunca antes. Los seis episodios son una obra de arte compacta que hicieron que Waller-Bridge se consagre en tiempo récord con premios, tapas de revista y ofertas laborales de todo tipo. Pero no importa qué haga después: con Fleabag alcanzará para ser recordada por décadas.

3. Chernobyl - HBO

La recreación de la catástrofe de Chernobyl fue tan buena que a la audiencia le importó poco que se tratara de una versión americana de sucesos que pasaron en su nación antagónica. Tampoco molestó que todo el diálogo fuera en inglés. Fue extraño, sí, pero no impidió que se llevara todos los premios. Se ocupó de explicar los hechos en detalle, de emocionar con historias pequeñas, de espantar con cuerpos devastados por la radiación y de generar pánico: todavía no conocemos el impacto total real de la explosión.

4. Monzón, la serie - Space

No es fácil hacer ficción sobre femicidios o atacar a figuras idolatradas por los argentinos, pero Monzón, la serie hizo las dos cosas a la vez y muy bien. Con el trabajo de la antropóloga Rita Segato como referencia, el equipo de guionistas con Leandro Custo, Gabriela Larralde, Gabriel Nícoli y Francisco Varone logró un reflejo tan respetuoso como impactante de los hechos, que se acompañaron con una fotografía impecable y actuaciones geniales, de los muy conocidos (Soledad Sylveyra, Gustavo Garzón) y de los más nuevos (Mauricio Paniagua, Belén Chavanne). Mención especial para Carla Quevedo, que se ocupó de mostrar los matices de la víctima, Alicia Muñiz, con mucho cuidado y emoción.

5. Russian Doll - Netflix

Natasha Lyonne se escribió a sí misma el papel de su carrera: Nadia es una autodestructiva y creativamente irreverente diseñadora de videojuegos que muere y resucita constantemente el día de su fiesta de cumpleaños número 36. Pero los ocho capítulos nunca llegan a sentirse repetitivos, con sorprendentes e hilarantes formas de contar la crisis existencial de Nadia. Un alto concepto ejecutado al nivel más alto posible.

2019, el año que despedimos a Game of Thrones
2019, el año que despedimos a Game of Thrones Crédito: Gentileza HBO

6. Fosse Verdon - FX

Esta miniserie sobre el largo enredo personal y profesional entre el director Bob Fosse (Sam Rockwell) y la bailarina Gwen Verdon (Michelle Williams) a veces se siente menos que la suma de un montón de partes asombrosas -por ejemplo, cuenta con guionistas y directores que trabajaron en Hamilton y The Americans-. Pero la performance de Williams siempre es fascinante y Rockwell está grandioso, pese al uso de clichés clásicos de los genios problemáticos.

7. Game of Thrones - HBO

La última temporada de Game of Thrones fue como ir a ver a una banda icónica y que solo toque uno de sus hits. Algunos se irán con sabor a poco del estadio, otros no podrán parar de pensar en esos minutos de éxtasis. El hit de la que supo ser la serie más festejada, y que con su resolución mediocre cayó en desgracia, fue "La larga noche". Épico por donde se lo mire, en casi una hora y media de batalla en la oscuridad, que tomó 55 días de filmación, no liberó la tensión ni por dos segundos. Para la mayoría, faltaron diálogos como los de la época de oro de la serie, y se quebró el contrato con la audiencia por cómo terminaron algunos personajes, pero que fue buen entretenimiento, nadie puede negarlo.

8. El marginal 3 - TV Pública

La ficcion tumbera que creció como el primer fenómeno argentino de la era del on demand superó los lugares comunes de su guion -un nuevo preso que entra, los Borges se enfrentan con otra banda de San Onofre, el personaje de Martina Gusmán vive su propio infierno personal- con sadismo, un motín dantesco y Claudio Rissi y Nicolás Furtado llevando sus interpretaciones de Mario y Diosito Borges a los planos criminales y personales más profundos; esta tercera temporada no desentona en la saga que ahora volvió a su punto de partida.

9. Euphoria - HBO

Sexo, drogas, más sexo y más drogas están a la orden del día para este polémico drama adolescente adaptado de una serie israelí. Zendaya interpreta a una adicta que acaba de salir de rehabilitación sin ningún interés en mantenerse sobria, y que tiene como compañeros de clase a una chica trans que se engancha todas las noches con hombres casados que no salen del clóset, un deportista bully y calculador y una chica que aprende cómo hacer dinero con los adictos a PornHub.

10. Bojack Horseman - Netflix

Es probable que nunca antes una serie animada haya incluido en su historia un centro de rehabilitación, una violación y un cuadro depresivo grave en tan pocos capítulos. Menos que menos uno considerado una comedia. En la mitad de la última temporada de esta serie de culto (los últimos capítulos saldrán en enero) se dedicaron mucho a profundizar cada personaje pero con un equilibrio justo, sin perder la dinámica general.

Textos de Alan Sepinwall, Valentina Ruderman y Emilio Zavaley

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.