MasterChef Celebrity: Fede Bal se cansó de Germán Martitegui: "Usted no es mi padre"

Crédito: Gentileza
(0)
14 de octubre de 2020  • 03:00

Siguen los problemas en MasterChef Celebrity. Germán Martitegui acentúa su antipático personaje, y cada vez son más las voces críticas, tanto dentro como fuera del reality. Mientras en las redes sociales obtiene cada vez menos adhesión, puertas adentro ya se empieza a ver el cansancio de algunos participantes y, en especial, el de Federico Bal.

Vale recordar que la relación entre ambos arrancó con el pie izquierdo: los roces comenzaron desde el primer programa, con un ida y vuelta entre ambos como si se tratara de un adolescente rebelde y un profesor amargado con la vida y nada motivador.

En la emisión del martes, Fede llegó a la mesa de evaluación con un wok de pollo, del que se sentía particularmente orgulloso. El camino del plato no había sido simple, empezando con la impericia para cortar las verduras. Sin embargo, a la vista, el resultado prometía. "Siento que voy a subir al balcón (espacio que asegura el pase a la siguiente ronda) y que voy a ganar este desafío", dijo el actor y director demasiado confiado.

Pero Martitegui es un escollo difícil de pasar, especialmente cuando se trata de Bal. Mientras el cocinero intentaba cortar -como podía- el pollo, el participante lo corrió: "Pruébelo con una buena actitud". A lo que Germán, que no es precisamente una persona que suela irse al mazo, le retrucó: "Es que está duro, yo le pongo actitud, te juro por Dios. Esto es imposible de comer. Mi crítica es a la textura y a la consistencia", palabras con las que cerró cualquier posibilidad de discusión.

Por su parte, Damián Betular, que suele ser más constructivo en sus devoluciones, se mostró sumamente desilusionado y resumió: "El pollo tiene la textura de un corcho". Donato de Santis estuvo en sintonía, y Martitegui retomó la palabra para desarrollar su lapidaria crítica: "Todos los sabores están empastados, las verduras están sobrecocinadas, el pollo está seco y la salsa demasiado reducida y espesa. En la boca se empasta todo y no está bueno. La idea es que vos me escuches y la próxima vez puedas hacerlo mucho mejor".

No quedó claro qué le molestó más a Fede Bal, si quedar nuevamente en zona de riesgo o la forma en la que le habló Martitegui. Por las dudas, para quien quiera oírlo dejó más que claro lo que pensaba: "Siento que se pone en un lugar de padre, como diciendo 'no ordenaste ahí', 'no llevaste los juguetes al cuarto'. Todo bien pero: señor, usted no es mi padre".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.