Suscriptor digital

Tres mujeres unidas por la risa

Mariana Briski, Lidia Catalano y Florencia Peña harán un programa de humor por América.
(0)
29 de marzo de 2000  

A ellas las unió el humor. Al menos cuando el matrimonio Jorge Guinzburg-Andrea Stivel llegó con la propuesta de hacer un programa de humor hecho por mujeres, ellas no se permitieron dudar. Mariana Briski primero, Lidia Catalano y Florencia Peña después, dieron el sí convencidas a la idea de "Chabonas".

Ahora que el proyecto es realidad -se verá a partir del viernes 7 de abril, a las 22, por América (para no competir con el padre de la criatura, que ese mismo día estrena, por Canal 13, a las 23, la nueva temporada de "La Biblia y el calefón")-, ellas sólo descuentan el tiempo.

El sábado grabaron la primera entrega de este unitario.Y a juzgar por las sonrisas y bromas que cruzan, se divirtieron. Catalano habla de las pelucas que se probaron; Peña disfruta de su nueva versión de actriz humorística de TV, y Briski, que además está a cargo de los libros del programa, junto a Alberto Muñoz, sonríe divertida. Briski parece tranquila, aun cuando debe alternarse entre este nuevo proyecto, su papel de productora llorona en "Primicias" y su embarazo de cuatro meses.

Es cierto que la frase "un programa hecho por mujeres" suena a oferta exclusiva para la teleplatea femenina. Pero Briski, con la camiseta bien puesta, aparta todas las dudas: "Lo único que teníamos en claro cuando Andrea Stivel me llamó, en octubre último, era que queríamos hacer un programa de humor, con mujeres. Pero no feminista, ni machista. La idea es que sean miradas de mujeres sobre una cantidad enorme de temas".

Con ese gran telón de fondo, Stivel y Briski empezaron a darle forma al ciclo. Les llevó tiempo. Pero finalmente dieron con la fórmula: una serie de situaciones humorísticas, unidas por gags. Es decir, un programa de sketches, como aquellos que hacían Olmedo y Porcel, pero con actrices mujeres, y sin ninguna en primerísimo primer plano. "Creo que lo diferente es que aquí no hay capocómicos. Acá todas estamos en todas las situaciones", aclara Briski. En ese todas, Briski incluye a otras tres actrices (Jorgelina Aruzzi, Paola Barrientos y Eugenia Guerti), y a una vedette, Mónica Ayos.

Todo para ver

En "Chabonas", entonces, las miradas femeninas se posarán en varios sectores. A saber: un centro de cosméticos que está en decadencia; una peluquería que, por obra y gracia de las revistas femeninas, se convierte en el lugar ideal para darles la forma de moda a las cabezas; los pasillos del poder, y hasta los deseos reprimidos de dos mujeres que insisten en llamar a los plomeros cada semana para después sugerir, inevitablemente, que los hombres las acosan. Y en el medio, entre historia e historia, un "coro de descarriadas" que servirá de nexo.

-No es habitual que en la pantalla existan programas de humor femenino. ¿Cómo se ubican dentro de esa situación?

Briski: -Hay tres cosas arriesgadas. Primero, hacer humor sin pensar que el humor es contar chistes ya es difícil.Además, somos mujeres, que es un rubro difícil porque en general las mujeres, en los programas de humor, no están puestas en lugar protagónico. Y, por último, hacer televisión para que la gente la vea también es difícil. Por eso creo que nos metemos en un lindo riesgo.

Peña: -He hecho mucha televisión, y, en general, la TV exige mucho nivel de exposición y de histeria, en el sentido del rating. Pero ésta es la primera vez, por el grupo que se armó y por América, que me siento como cuando empiezo un proceso teatral. La exigencia no está puesta tanto en el rating como en el funcionamiento nuestro, como actrices.

-¿Por qué incorporaron a una vedette, como en los clásicos programas de humor de hombres?

Briski: -Teníamos ganas de buscar a alguien para poder jugar a esto de que en todos los programas de humor hay una vedette. Teníamos ganas de incorporar a una vedette. Y de todas, nos pareció la más interesante y la que podía jugar con eso y burlarse de eso también.

-¿Y se sienten cómodas en el lenguaje del humor?

Briski: -El humor no es sólo un lugar de entretenimiento; el humor no es sólo hacer reír. Para mí, es el lenguaje en el que puedo contar mi tragedia. Y si alguien se ríe, bárbaro, cerró la fórmula.

Peña: -Yo tengo mucho humor en mi vida. Y en teatro estoy haciendo humor. Pero hacerlo en TV es algo nuevo para mí y para la gente. Sin embargo, nos dimos cuenta de que el humor tiene que ver con el no prejuicio de uno mismo. Despojarse de ese prejuicio hace que uno pueda liberarse, investigar y mandarse a componer los personajes más absurdos.

Catalano: -Siempre hice de todo, así que me siento muy cómoda con el humor. Hay personas que son actores y cuando agarran el texto lo cambian a su personalidad. Pero el actor no debe respirar como su personaje; tiene que incorporar otra respiración y así descubrir cosas que uno nunca podría hacer. Lo más importante es el asombro en los ojos del otro. Eso te enriquece. Y entonces estás lista para el juego, como si fuera un partido de fútbol.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?