10 años de ¡HOLA! Argentina. Máxima, también reina en nuestra tapa

Carismática, fresca, inteligente, conquistó a los holandeses y al mundo entero. Trabaja por la inclusión financiera de los que menos tienen y el empoderamiento femenino.
Carismática, fresca, inteligente, conquistó a los holandeses y al mundo entero. Trabaja por la inclusión financiera de los que menos tienen y el empoderamiento femenino. Fuente: HOLA
(0)
20 de noviembre de 2020  

Abanderada de la simpatía (su sonrisa es una marca registrada) y la naturalidad, Máxima es reina entre las reinas por su cercanía y espontaneidad, condiciones que enamoraron a los holandeses desde el primer día que Guillermo Alejandro la presentó como el amor de su vida.

Licenciada en Economía, Su Majestad sigue activa como asesora del secretario general de la ONU en el desarrollo de "finanzas inclusivas", se mete de lleno en áreas como empoderamiento femenino y educa a sus hijas, Amalia, Alexia y Ariane, con permiso a equivocarse. Muy segura de sí misma, no le importa romper el protocolo para expresar sus sentimientos: puede besar a la reina Isabel o bien abrazar a su marido en público, para dejar claro que sigue tan enamorada como cuando eran novios. Es una mujer de carácter y convicciones, pero también puede mostrarse sensible y vulnerable, como cuando asistió a un centro de ayuda al suicida y se quebró al recordar a su hermana Inés, que murió trágicamente en 2018, víctima de la depresión.

Mujer de familia, no se olvida de sus orígenes y se preocupa por acercar a la familia real holandesa a Argentina, su tierra natal. Se ocupa de que sus herederas aprendan castellano (el Rey también habla aunque con marcado acento holandés) y tengan relación con sus parientes criollos. Sus amigas del colegio Northlands, con quienes mantiene contacto permanente, ocupan un lugar especial en su corazón y son sus mejores guardianas a la hora de protegerla de indiscreciones.

En cuanto a moda refiere, para ella no existe el minimalismo. Fue pionera entre las royals en seguir la tendencia low cost, reciclado y modelos repetidos, luce las alhajas del Cofre Real como nadie y no se priva de alternar con maxicollares en piedras y maderas y una interminable colección de insectos fantasía (varios firmados por el argentino Celedonio Lohidoy). Para Máxima, más es más.

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Tapa Hola
Tapa Hola Fuente: HOLA

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.